| 2/27/2016 12:01:00 AM

Joyas colombianas, en la alfombra roja de los premios Oscar

La nominación de la cinta colombiana El Abrazo de la Serpiente no solo le ha abierto una puerta al cine colombiano: también podría convertirse en la gran ventana para las joyas y artesanías del país.

La nominación de la cinta colombiana El Abrazo de la Serpiente no solo le ha abierto una puerta al cine colombiano: también podría convertirse en la gran ventana para las joyas y artesanías del país.

Así lo visualizó la gerente de Marca País, María Isabel Cerón, quien encontró que la alfombra roja que se cumplirá este domingo en el Dolby Theatre, durante la entrega número 88 de los premios Oscar, donde está nominada la película de Ciro Guerra, podría ser un buen escenario para exhibir productos de alta calidad elaborados por artesanos de Mompox y Cartagena. 

Esta ceremonia ha sido el escenario tradicional en el que los grandes diseñadores de vestuario y joyas presentan sus colecciones más valiosas. Con esta idea en mente, la gerente de Marca País contactó a la productora de El Abrazo de la Serpiente, Cristina Gallego –esposa de Ciro Guerra- quien aceptó lucir durante la ceremonia de la entrega de los premios Oscar un juego de joyas de filigrana de Mompox, así como también un bolso de macramé hecho por mujeres privadas de la libertad en la cárcel de San Diego, en Cartagena.

Para la funcionaria, la idea de unir el encuentro mundial del séptimo arte con la primera nominación en la historia para una película nacional se convierte “en una oportunidad para que más colombianos brillen en este histórico evento para Colombia”.

Según Cerón Otoya, las joyas incluyen “un juego de collar, aretes, anillo y brazalete inspirados en la selva amazónica, hilados en filigrana por las manos de los artesanos de nuestra región momposina”. Las joyas fueron fabricadas por Tierra de Mompox, una empresa creada por Jossimar Acuña, un artesano de 29 años originario de Santa Cruz de Mompox, quien hace cuatro años unió esfuerzos junto a otros cuatro exalumnos de la Escuela Taller –encargada de rescatar oficios artesanales- para crear la empresa y producir piezas de gran calidad y diseño.

El bolso, por su parte, fue elaborado por internas de la cárcel de San Diego que hacen parte de la Fundación Puntadas de Libertad. La Fundación apoya principalmente a madres cabeza de familia y promueve tanto los derechos humanos como el desarrollo integral de las mujeres privadas de la libertad. Las internas fabrican bolsos a mano que son vendidos por la Fundación, y de esta forma obtienen recursos para el sustento de sus familias o para rebajar sus penas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?