| 7/20/2014 12:30:00 PM

Japón ofrecerá a Brasil superplataforma petrolera

Durante su inminente visita a Brasil, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, propondrá a la presidenta brasileña, Dilma Rouseff, la utilización de tecnología japonesa en la construcción de una superplataforma flotante para el desarrollo de pozos petrolíferos en el país latinoamericano.

Según la propuesta redactada a la que ha tenido acceso la agencia Kyodo, Abe tratará el tema en su encuentro con Rouseff, que se producirá en el marco de una gira que llevará a cabo entre el 25 de julio y el 4 de agosto por cinco países de la región, que incluye México, Colombia, Chile y Trinidad y Tobago.

La construcción de superplataformas flotantes en la costa brasileña es desde hace años un tema de enorme interés para las empresas japonesas debido al potencial de crecimiento de los yacimientos en el país.

Según la propuesta, la plataforma tendría unos 300 metros de largo por 100 de ancho, y su coste de construcción superaría los 50.000 millones de yenes (364 millones de euros/493 millones de dólares).

El transporte de personal, equipos y suministros a los pozos marinos más alejados de la costa supone actualmente un enorme reto para la explotación de crudo en Brasil.

En este sentido, la superplataforma supondría contar con un gran centro logístico a medio camino entre la costa y los yacimientos, lo que contribuiría a reducir los costes de transporte y a mejorar la seguridad de las operaciones.

El borrador al que ha tenido acceso Kyodo también incluye un plan de la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA) para establecer este año un programa de formación para personal de la industria de los astilleros en Brasil, los cuales contarían con la participación de expertos nipones del sector.

EFE/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?