Dinero.com Revista Dinero

Una calle de Nagano, Japón, este lunes, donde ya la preocupación de todo un país empieza a sentirse.

| 12/10/2012 10:25:00 AM

Japón cae en recesión pocos días antes de las elecciones

La economía japonesa entró técnicamente en recesión debido a exportaciones en baja y a un consumo cada vez más bajo, según estadísticas del gobierno, que afronta en posición de debilidad las elecciones legislativas del próximo domingo.

El Producto Interior Bruto (PIB) de la tercera potencia económica mundial cayó 0,9% entre julio y septiembre respecto al trimestre anterior, según estadísticas revisadas.

Estas cifras corregidas también revelaron un leve retroceso del PIB entre abril y junio (-0,03%), cuando este segundo trimestre había sido anteriormente presentado como un período de crecimiento.

Desde el punto de vista técnico, la economía nipona acumuló pues dos trimestre de caídas del PIB, lo que caracteriza a una recesión, aunque las autoridades rechacen utilizar este término.

El gabinete del primer ministro de centroizquierda, Yoshihiko Noda, subrayó que el PIB apenas se "estancó" en el segundo trimestre, y pidió que no se llegue a conclusiones apresuradas.

Sin embargo a pocos días de las legislativas anticipadas, estas noticias son malas para el Partido Demócrata de Japón (PDJ), en el poder desde 2009, y en grandes dificultades según los sondeos.

En el tercer trimestre, el PIB japonés se vio afectado por un descenso de las exportaciones (-5,1%), lastradas por la ralentización del crecimiento chino y los problemas de endeudamiento de los países europeos.

La demanda fue no obstante impulsada por un aumento del 0,8% de los encargos públicos, siempre importantes debido a las necesidades de reconstrucción del noreste del país, devastado por el terremoto, el tsunami y el accidente nuclear del 11 de marzo de 2011. Este estímulo gubernamental no fue sin embargo suficiente para impedir una caída global de la actividad.

Muchos economistas esperan una nueva caída del PIB en el cuarto trimestre, ya que los factores negativos para la economía nipona son persistentes desde la pasada primavera boreal.

En octubre, las exportaciones cayeron un 6% en cifras interanuales según datos divulgados por el ministerio de Finanzas. Las entregas de maquinaria a China revelan inquietantes signos de debilidad, ya que el crecimiento de China --primer cliente de Japón-- se ha frenado este año. A ello hay que añadir los negativos efectos colaterales del diferendo territorial sino-japonés.

El excedente de las cuentas corrientes de Japón se redujo por tanto en un 30% anual en el mes de octubre. Sufre así las repercusiones del accidente nuclear de Fukushima de marzo 2011 que al provocar la parada casi total de los reactores del país, generó un aumento de las compras de gas y carbón para hacer funcionar las centrales térmicas.

Esta coyuntura negativa redujo la confianza de los consumidores en noviembre a 39,4 puntos, muy por debajo del límite de referencia de los 50.

"La moral de los consumidores podría volver a subir el próximo año si una mejora de los pedidos por parte de China tiene efectos positivos en las perspectivas de las empresas", según Tomo Kinoshita, economista del grupo de servicios financieros Nomura, que apuesta por una recuperación del crecimiento japonés a principios de 2013.


Afp
                                                               

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

>

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×