| 10/3/2011 9:00:00 AM

Investigadores de inmunología ganan Nobel de Medicina

Tres científicos que develaron las claves del sistema inmunológico del cuerpo, abriendo las puertas a nuevos tipos de vacunas y tratamientos contra el cáncer, ganaron el lunes el Premio Nobel de Medicina 2011.

El estadounidense Bruce Beutler y el biólogo francés Jules Hoffmann, que revelaron los primeros estadios de las respuestas inmunológicas a ataques externos, compartirán el premio de 1,5 millones de dólares con el canadiense Ralph Steinman, quien descubrió las células dentríticas, cruciales para entender la autodefensa del cuerpo en etapas posteriores.

"Los laureados este año con el Nobel revolucionaron nuestro entendimiento del sistema inmunológico al descubrir principios clave para su facilitación", afirmó en un comunicado el Instituto Karolinska de Estocolmo.

El Nobel de Medicina es tradicionalmente el primero de los galardones que se entregan cada año.

"Estoy muy entusiasmado por lo que estos hallazgos significan. Creo que tendremos nuevas y mejores vacunas contra microorganismos y que se necesitan mucho hoy en día debido a la resistencia de algunos a los antibióticos", dijo a Reuters Lars Klareskog, quien dirige la Asamblea del Premio Nobel.

"También espero que se produzca algún avance en el área de la lucha contra el cáncer a partir del sistema inmunológico. Hay algunos elementos prometedores ahí", comentó.

Beutler, de 53 años, trabaja en el Instituto de Investigación Scripps de La Jolla, en California. Hoffmann, nacido en Luxemburgo y de 70 años, ha realizado buena parte de su labor en Estrasburgo.

Ambos compartirán la mitad del premio de 10 millones de coronas suecas (1,46 millones de dólares). El resto será entregado a Steinman, de 68 años, de la Universidad Rockefeller de Nueva York.

Poco después del anuncio, la Universidad Rockefeller informó que Steinman falleció el 30 de septiembre, tres días antes de que anunciaran los ganadores. Le diagnosticaron cáncer pancreático hace cuatro años y falleció tres días antes del anuncio del premio, dijo la universidad en la que laboraba el canadiense.

Normalmente los premios Nobel no se entregan en forma póstuma. Goran Hansson, miembro del comité sueco, no sabía que Steinman había muerto cuando lo eligió como ganador y está revisando las normas que regulan los galardones.

Autodefensa

El trabajo de los tres científicos ha sido fundamental para el desarrollo de tipos más eficaces de vacunas contra enfermedades infecciosas y nuevos tratamientos destinados a combatir el cáncer.

La investigación ha ayudado a establecer las bases de una nueva ola de llamadas "vacunas terapéuticas" que estimulan el sistema inmunológico para atacar tumores.

La mejor compresión de las complejidades del sistema inmunológico también brindó pistas sobre el tratamiento de enfermedades inflamatorias, como la artritis reumática, donde los componentes de la red de autodefensa terminan atacando a los tejidos del cuerpo.

Los premios que reconocen logros en ciencia, literatura y la paz comenzaron a ser concedidos en 1901 de acuerdo con el testamento del inventor de la dinamita y empresario Alfred Nobel.

El comunicado del lunes indicó que los científicos estuvieron investigando por largo tiempo la respuesta inmunológica por la cual el hombre y otros animales se defienden ante ataques de bacterias y microorganismos.

Beutler y Hoffmann descubrieron proteínas receptoras que pueden reconocer los microorganismos que atacan al cuerpo y activar "la inmunidad innata", el primer paso de la respuesta de autodefensa del cuerpo, señaló el escrito.

"Ralph Steinman descubrió las células dentríticas del sistema inmunológico y su capacidad única de activar y regular la inmunidad activa, el paso posterior a la respuesta inmunológica durante el cual los microorganismos son removidos del cuerpo", agregó el instituto.

(1 dólar=6,868 coronas suecas)


Reuters
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?