| 7/30/2013 4:00:00 PM

Inversión a cambio de impuestos

El presidente de EE.UU., Barack Obama, ofreció rebajar los impuestos que pagan las empresas a cambio de que los republicanos acepten más inversiones para crear empleos en el país bien pagados y de calidad.

"Estoy dispuesto a simplificar nuestro código tributario de un modo que se cierren lagunas, se terminen los incentivos para enviar trabajos al exterior y se bajen las tasas para los negocios que crean empleos aquí en Estados Unidos", explicó Obama ante un auditorio compuesto mayoritariamente por trabajadores de Amazon.

Según la Casa Blanca, la propuesta de Obama es rebajar los impuestos a las empresas y corporaciones del 35 % actual, un porcentaje alto comparado con muchos otros países, al 28 % y a un 25 % en el caso de las manufacturas. "Vamos a simplificar los impuestos para los propietarios de pequeñas empresas y darles incentivos a la inversión", detalló también Obama.

Su oferta contempla que una parte del dinero que se ahorre con la "transición a un sistema fiscal mejor" se destine a la creación de "buenos empleos" con "buenos salarios" para las familias de clase media. "Estoy dispuesto a trabajar con los republicanos sobre la reforma del código de impuestos a las sociedades, siempre y cuando se use el dinero de la transición hacia un sistema más simple para una inversión significativa en empleos para la clase media. Ese es el trato", declaró Obama.

Para el presidente es fundamental crear empleos manufactureros y hoy recordó que en los últimos cuatro años, por primera vez desde la década de 1990, el número de puestos de trabajo en ese sector ha ido creciendo.

Por ello, pidió al Congreso apoyo para la creación de 45 centros de innovación manufacturera en el país, el triple de lo que propuso en febrero pasado durante su discurso sobre el Estado de la Unión.

El mandatario destacó también la necesidad de crear más empleos vinculados a la infraestructura, las energías renovables y la exportación.

Asimismo, se comprometió a "ayudar a los más de cinco millones de estadounidenses desempleados de larga duración" y dijo que en el próximo otoño prevé reunirse con representantes de empresas que están poniendo en marcha "mejores prácticas" para contratar a personas que llevan mucho tiempo buscando trabajo.

Además, puso como ejemplo a seguir un programa de Amazon por el que la compañía paga el 95 % de la matrícula a los empleados que quieren capacitarse en áreas con alta demanda, como el diseño por ordenador o la enfermería, y volvió a insistir en la necesidad de elevar el salario mínimo. "No estamos faltos de ideas. Estamos faltos de acción. Y durante gran parte de los últimos dos años Washington ha desviado su atención cuando se trata de la clase media", denunció Obama.

Antes de pronunciar su discurso, Obama recorrió el centro de distribución de Amazon en Chattanooga acompañado del vicepresidente de operaciones y servicio al cliente del gigante de internet, Dave Clark.

En mangas de camisa, el presidente saludó y charló con algunos de los empleados, que le explicaron el proceso de clasificación y envío de varios productos.

El discurso de hoy forma parte de una serie de intervenciones que Obama inició la semana pasada para enfatizar que la recuperación económica sigue siendo su mayor prioridad y tratar de dejar atrás "falsos escándalos" como el surgido a raíz de la revelación de los programas de espionaje de su Gobierno.

El presidente prevé dar más discursos económicos durante las próximas semanas con viejas propuestas y otras nuevas sobre temas como el acceso a la educación, el mercado de la vivienda y la reforma sanitaria.


EFE/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?