| 1/19/2009 12:00:00 AM

Inglaterra va por el segundo rescate

El gobierno británico anunció un nuevo paquete para rescatar a los bancos en problemas financieros. El primero no fue suficiente.

LONDRES _ Gran Bretaña dijo el lunes que emitiría un segundo rescate bancario, incluyendo un plan para asegurarlos contra pérdidas, esperando con ello elevar los niveles de préstamos.

El gobierno no señaló cuánto costaría el nuevo plan, pero algunos expertos advirtieron que éste podría presionar las finanzas públicas.

El director del Tesoro Alistair Darling defendió el plan nuevo, diciendo que era necesario debido a que el primer rescate, anunciado en octubre con un costo de 37.000 millones de libras esterlinas (cerca de 55.000 millones de dólares) no había hecho lo suficiente para impulsar la economía y restablecer los préstamos bancarios a los niveles requeridos.

"Los bancos de todo el mundo se han metido en dificultades enormes, y claramente los gobiernos de todo el mundo están teniendo que resolver el problema", señaló.

El nuevo plan exigiría a los bancos identificar sus activos de mayor riesgo, y les permitiría pagar una tarifa para asegurarse con el gobierno. Los bancos también tendrían que firmar convenios obligatorios por ley que les exigen prestar más dinero a solicitantes.

 

Detonadores

El Royal Bank of Scotland presentó el lunes la mayor pérdida de la historia corporativa británica, lo que provocó una caída de sus acciones de más del 60%, a un mínimo de 23 años.

RBS anticipó una pérdida de hasta 28.000 millones de libras esterlinas (US$41.000 millones) en el 2008, impulsada principalmente por un cargo contable por amortizaciones de entre 15.000 millones y 20.000 millones de libras, relacionado con su compra de activos del ABN AMRO en el 2007.

Si se excluye el cargo, el banco dijo en un comunicado que esperaba una pérdida anual de entre 7.000 millones y 8.000 millones de libras.

El comunicado se hizo público en momentos en que el Gobierno británico buscaba contrarrestar el sombrío escenario de recesión del país al presentar un nuevo paquete de rescate para los bancos, mediante el cual aumentaría su participación en RBS a cerca del 70%, desde un 58%.

No obstante, el último rescate no pudo afianzar a las acciones de Lloyds Banking Group (LBG), que hicieron su debut en la Bolsa de Londres. Los operadores dijeron el plan estatal fue opacado por los temores a que las pérdidas masivas de RBS sienten un precedente para el resto del sector.

LBG, creado tras el rescate de Lloyds TSB del prestamista hipotecario HBOS, dijo el lunes que su acción debutante se había negociado satisfactoriamente.

Las acciones de LBG subieron inicialmente más del 7 por ciento tras el último intento del Gobierno por ampliar el capital del banco e impulsar los préstamos. Pero la acción comenzó a caer y se hundía hasta un 9 por ciento, a 89,5 peniques, a las 1055 GMT.

David Buik, socio de BGC Partners, dijo que era casi "inevitable" que descendiera el precio de las acciones de LBG.

"El hecho de que en términos de propiedad tengan el 28 por ciento del mercado hipotecario y que los precios de las viviendas estén cayendo, lo hacen vulnerable", explicó.

(Agencias)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?