| 5/6/2013 4:00:00 PM

Infraestructura y prudencia fiscal, los retos

El desarrollo de una infraestructura que acompañe el crecimiento y la prudencia en materia fiscal como herramienta defensiva ante los posibles vaivenes en el actual contexto de incertidumbre económica internacional son los dos principales retos de América Latina, según el FMI.

El director para el Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner, presentó en Montevideo el informe Panorama Económico Regional para América Latina y el Caribe, que revela un crecimiento regional del 3,4 % para 2013 y del 3,9 % para 2014, impulsado por la abundancia de financiación y la robusta demanda de materias primas.

En una entrevista con Efe al terminar la presentación, Werner indicó que "en términos regionales" la economía está "sana" y "con niveles de vulnerablidades bajas". Por ello, instó a las economías latinoamericanas a aprovechar unas condiciones favorables externas "que no durarán eternamente" y sentar así las bases de un "crecimiento sostenido".

Pese al tono moderadamente optimista, dejó entrever algunas inquietudes. "Lo que más nos preocupa es que en un entorno de abundancia en el financiamiento internacional la región en estos próximos dos años construya vulnerabilidades financieras que no construyó en los últimos ocho", indicó.

Werner advirtió que "se ha rebajado el marco de disciplina, lo que se ha reflejado en una solidez fiscal un poco menor y en un deterioro en el resultado de cuenta corriente agregado de la región".

Preocupa también que "la abundancia de capitales haga que cada vez veamos más colocaciones en el exterior, más flujos de capitales, y que esto vaya generando vulnerabilidades por empresas que se endeudan en dólares en lugar de en moneda local, o que se endeudan a corto plazo para invertir a largo plazo".

Entre otras cosas, es necesario "enfatizar" el esfuerzo en "la parte comercial, de infraestructura y de logística". En infraestructura "se está avanzando pero es un área donde lleva más tiempo lanzar una agenda muy agresiva" y América Latina estaba acostumbrada a trabajar a ritmos más lentos, agregó. Otro reto es la "coordinación plena" para poner en marcha una "nueva regulación financiera", sobre todo ahora que existen "cada vez más bancos regionales teniendo mayor presencia en toda la región", sobre todo "brasileños, colombianos, chilenos".

Según el FMI, además de un potencial "endurecimiento" de las condiciones de financiación mundiales, subyace la posibilidad de una "fuerte desaceleración en los países emergentes de Asia, con sus consiguientes efectos en los precios de las materias primas", producto central de exportación de muchos países latinoamericanos.

Las economías de la región financieramente integradas en los mercados internacionales (Brasil, Chile, Colombia, México, Perú y Uruguay) crecerá, según las proyecciones, a una tasa media del 4,3 % en 2013, pero deben "calibrar las políticas macroeconómicas". Entre ellas, mencionó "una política fiscal más prudente que contribuiría a aliviar la presión sobre la capacidad interna y a mitigar el aumento de los déficit en cuenta corriente". Por otro lado, están los países centroamericanos y caribeños, que continúan con altos niveles de endeudamiento por lo que deberían "consolidar cuanto antes sus posiciones fiscales".

Y por último las economías exportadoras de materias primas de América del Sur, menos integradas en los mercados financieros internacionales, como Bolivia, Ecuador, y Venezuela, que verán moderarse ligeramente su crecimiento en 2013, con proyecciones de 4,8 %, 4,4 % y 0,1 %, respectivamente.

En ese grupo ubica también a Argentina, cuya situación actual fue uno de los temas sobre los que con más insistencia preguntó la prensa a Werner hoy en Montevideo, sobre todo por la dependencia que tiene Uruguay de ese país.

El representante del FMI aclaró que "como el Fondo no ha tenido consultas" con el Gobierno argentino desde 2006, "es difícil dar respuesta sobre cual es el futuro de la política económica" de esa nación. Sin embargo, "creemos, a través de los estudios que hemos hecho de corte transversal, con la experiencia de muchos países, que la implementación de restricciones al comercio y tipo de cambio duales generan ineficiencias en la economía", puntualizó. "Esto va a tener un efecto negativo en el desempeño económico", añadió.

En la entrevista con Efe prefirió no extenderse tampoco, por las mismas razones sobre Venezuela, aunque consideró que "requiere algún tipo de ajuste como el que implementó el Gobierno", la devaluación monetaria, y "probablemente" algunos "ajustes subsecuentes para lograr equilibrios tanto en la parte externa como en la interna".


EFE/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?