| 9/25/2013 5:00:00 PM

En búsqueda del abastecimiento

El Gobierno venezolano anunció una serie de medidas para agilizar las importaciones y facilitar la entrega de divisas de cara a la temporada de compras navideñas.

Este es un intento por combatir la escasez de productos de consumo masivo que sufre la economía nacional, según una fuente oficial. Las medidas, que se enmarcan en el recién lanzado Órgano Superior para la Defensa Popular de la Economía, incluyen la simplificación de trámites para la importación de rubros prioritarios, como alimentos y artículos de salud e higiene personal, los productos que más escasean en los supermercados.

Al hacer el anuncio, el vicepresidente de Venezuela, Jorge Arreaza, reiteró que el Gobierno enfrenta una "guerra económica" librada por sectores que, dijo, apuntan a generar desestabilización en el país, donde es frecuente ver largas filas en los mercados en busca de algunos productos. "Todos sabemos que estamos sujetos a una guerra inclemente por parte de la burguesía, de algunos sectores de la derecha venezolana", afirmó Arreaza en una breve declaración transmitida por el canal estatal Venezolana de Televisión.

"Nuestro pueblo puede tener la seguridad de que su Gobierno, de que el presidente Nicolás Maduro está enfrentando esto (...), contamos con todos los elementos para superar esta crisis como superamos crisis anteriores ocasionadas por la burguesía", agregó.

El Gobierno apunta además a agilizar la descarga en el país de las materias primas y productos terminados del sector de los alimentos, para lo que aprobó que los puertos funcionen también los días sábados y domingos, precisó Arreaza. "Otra decisión importante que el presidente confirmó es la de garantizar que durante los meses de noviembre y diciembre haya existencia de todos los productos navideños: alimentos (...), juguetes, árboles artificiales", dijo.

El vicepresidente indicó que aumentarán las inspecciones a las empresas para evitar irregularidades en las importaciones realizadas con dólares entregados por el Gobierno, aunque aclaró que aquellas compañías que estén en regla "no tienen por qué temer".

Arreaza sostuvo que el Gobierno está elaborando un mapa de las empresas "que tienen un compromiso con la patria" para poder estrechar el trabajo con ellas y "superar cualquier coyuntura como la que estamos en este momento enfrentando".

El vicepresidente advirtió al sector empresarial de que el Ejecutivo está en "alerta constante" y que no va a "permitir por ninguna vía que gracias a esta guerra económica desatada impongan otra conspiración en Venezuela".

Venezuela sufre crónicos episodios de desabastecimiento de algunos bienes, como alimentos, medicamentos y productos de higiene, que los empresarios achacan al estricto control de cambios que rige desde 2003 y que regula el acceso a los dólares en una economía muy dependiente de las importaciones.

El Gobierno ha respondido acusando a los empresarios de especular y acaparar bienes para aumentar su margen de ganancias, mientras la inflación se ha disparado al 32,9 % en lo que va del año. Bajo el control de cambios, los empresarios y los particulares acceden a las divisas a través de la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi), instancia que las vende con condicionamientos de diversa índole, en cantidades limitadas y tras engorrosos trámites.

Además de los mecanismos estatales, los empresarios y los particulares recurren al mercado paralelo, donde en la actualidad la cotización de Cadivi se sextuplica y es en realidad la que marca los precios de productos al consumidor, lo que el Gobierno considera pura especulación.


EFE/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?