| 9/24/2013 9:47:00 AM

Realeza pelea herencia

La justicia francesa ordenó la devolución a los herederos del conde de París de "bienes históricos del tesoro de los reyes de Francia".

El título de conde de París es utilizado por el primogénito de la familia de Orleans. El conde de París se reivindica heredero del trono de Francia.

Diez herederos del conde de París, Enrique de Orleans, fallecido en 1999, recurrieron a la justicia para recuperar bienes que él donó a la Fundación San Luis, creada por él mismo. La justicia rehusó, en cambio, entregarles castillos y capillas que los demandantes reivindicaban.

Baratelli, abogado de Jaime y Helena de Orleans, se felicitó de este veredicto "histórico", con el que "un tribunal de la República restituye a los hijos de la Familia de Francia bienes que fueron 'regalados' por quien pensaba que podía evitar las leyes de la República".

Por su parte, el abogado de la Fundación San Luis, Thomas Rouhette, consideró que el veredicto era "totalmente favorable" a su cliente.

El tribunal declaró nulas las donaciones hechas por el conde de París en 1976 y por la condesa de París en 1977, dado que no hubo autorización administrativa ni acta notarial, según el abogado.

Esas dos "omisiones" demuestran, según Baratelli, la voluntad del conde de París de "ocultar bienes considerables de los que quería privar a sus hijos".

Las donaciones anuladas conciernen los retratos de Luis XIII y Luis IV niño realizados por Philippe de Champaigne, el cuaderno de esbozos que Luis XIV dibujó cuando tenía siete años, el retrato de la duquesa de Orleans y el manuscrito de los estatutos de la Orden de San Miguel, que datan de fines del siglo XV, entre otros bienes.

En cambio, la justicia desestimó la demanda de los herederos, que pretendían recuperar los castillos de Amboise y Borbón-L'Archambault, la capilla real de Dreux y la capilla expiatoria de París, porque esas donaciones fueron hechas 30 años antes de ser reclamadas ante la justicia.

En mayo pasado, durante el proceso, la Fundación se dijo dispuesta a devolver a los herederos los bienes mobiliarios. "Había un acuerdo para la devolución de esos objetos", declaró el viernes Rouhette

Los hijos del fallecido conde, Jaime de Orleans y su hermana Helena, critican la gestión de la Fundación y según su abogado, lo que quieren es que "esos bienes familiares sean expuetos al público" en los castillos que fueron de la familia.

Según Rouhette, los objetos en cuestión no pueden ser expuestos en el castillo de Amboise por razones de seguridad, pero han sido prestados a exposiciones, en particular en el palacio de Versalles.

Esta querella procede de una vieja pelea familiar. Al final de su vida, el conde de París tuvo relaciones malísimas con su familia". "No les quedará nada, sólo las lágrimas para llorar", habría dicho respecto a la herencia de sus hijos.

Con tal objetivo, el conde habría vendido el patrimonio familiar y creado la Fundación San Luis, a la que legó lo que no había vendido.

AFP/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?