| 2/5/2010 8:00:00 AM

Grecia, Portugal, Irlanda y España, el eje del temor financiero

La preocupación por el deterioro de las economías de estos países europeos está afectando las bolsas de valores del mundo. Los más pesimistas hablan de la disolución de la zona euro.

La posibilidad de que cuatro países europeos dejen de pagar sus deudas tiene a los mercados financieros en alerta. Si Grecia, España, Irlanda o Portugal incumplen, se podría de nuevo activar la amenaza de quiebras en bancos y empresas del sector real, que parecía estar quedando atrás junto con la crisis. Los más pesimistas hablan de la destrucción del euro.

Las bolsas de valores mundiales cayeron nuevamente el viernes al seguir preocupados los inversionistas por que la crisis de la deuda de Grecia se extienda a los países europeos llamados despectivamente PIIGE (Portugal, Irlanda, Grecia y España).

El problema podría reventar en Grecia, donde el valor de la deuda está en US$419.000 millones, un 12% del PIB. La situación es tan seria que en la reunión de Davos, Suiza la semana anterior, se habló de que la eurozona expulsaría a ese país de la unión monetaria, que les prohíbe a sus miembros mantener déficit superiores al 3% del PIB.

Inclusive ya el mercado castigó el desorden. Los bonos griegos tienen una prima de 3,96 puntos sobre los alemanes, que son los mejores de la región. Eso lleva a pensar a los analistas que Grecia no puede pagar indefinidamente tasas como esas.

Se espera que Gracia pueda bajar este año su déficit a 9% del PIB, a costa de un despido masivo de funcionarios públicos. El año pasado hubo grandes protestas en el país y ya hay paros previstos para las próximas semanas, lo que conforma un escenario político bastante hostil a las reformas.

Además de los problemas de los PIIGE, los mercados retrocedieron frente a la posibilidad de que las estadísticas sobre el desempleo en Estados Unidos muestre que la recuperación en ese país es más débil que la pronosticada.

 

Mercados el viernes

En Londres, el índice FTSE 100 bajaba 82,34 puntos, el 1,6%, a 5.056,97, mientras que en Francfort el DAX caía 69,61 puntos, el 1,3%, a 5.463,63 y en París el CAC-40 perdía 76,60 puntos, el 2,1%, a 3.612,65.

 

Una vez más, la contracción estuvo encabezada por las bolsas de Grecia, España y Portugal.

 

En Tokio, el índice Nikkei 225 se hundió un 2,9%, 298,89 puntos, a 10.057,09, mientras el índice compuesto de Shanghai cayó un 1,9%, 55,91 puntos, a 2.939,40. En Hong Kong, el Hang Seng perdió un 3,3% a 19.665,08.

 

El euro, mientras tanto, cayó a menos de 1,37 dólares por primera vez desde mayo del año pasado, y a media mañana en Londres retrocedía un 0,4% a 1,3670 dólares.

 

El crudo de referencia para entrega en marzo perdía 24 centavos a 72,90 dólares el barril en la contratación electrónica de la bolsa de materias primas de Nueva York al mediar la jornada en Europa, tras perder la víspera 3,84 dólares por barril, mientras que el oro bajó 8,40 dólares la onza fina a 1.054 dólares.

 

En Wall Street, el Dow para entrega a término bajaba 63 puntos, un 0,6%, a 9.916 mientras que el Standard & Poor's 500 para entrega a término retrocedía 8,5 puntos, el 0,8%, a 1.053,20.

 

En otros mercados de Asia, en Seúl el Kospi perdió un 3,1% a 1.567,12, en mercado de Taiwán cayó un 4,3% y en Australia, el S&P/ASX bajó un 2,3%.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?