| 2/8/2012 4:00:00 PM

Goldman Sachs compra US$6.200 millones en activos hipotecarios de AIG

El banco de la Reserva Federal (Fed) de Nueva York anunció la venta a Goldman Sachs de US$6.200 millones en activos hipotecarios de alto riesgo que la institución adquirió tras el rescate de la aseguradora American International Group (AIG) durante la crisis de 2008.

Tras un proceso de subasta en el que participaron también Credit Suisse, Barclays, Morgan Stanley y RBS, el banco de inversión se hizo con 6.200 millones de dólares en activos del fondo Maiden Lane II, creado por el banco central para aliviar la presión que vivía entonces AIG y que llevó a la aseguradora al borde de la bancarrota.

La venta se produce menos de un mes después de que Credit Suisse comprara a la Fed de Nueva York otros 7.014 millones de dólares en activos de este mismo fondo, que adquirió los conflictivos bonos respaldados por hipotecas de la aseguradora.

A pesar de que el banco de la Reserva en Nueva York no ha difundido los términos de la venta de esos activos, sí que detalló que gracias a esa transacción se completará el pago del préstamo que la institución hizo al fondo Maiden Lane II, que originalmente ascendía a 19.500 millones de dólares.

En septiembre de 2008, el Gobierno estadounidense inyectó casi 180.000 millones de dólares en AIG para evitar su quiebra, a la que se veía abocado por su alta exposición a las denominadas "hipotecas basura".

Desde entonces, AIG ha ido devolviendo parte de los fondos recibidos y el Departamento del Tesoro estadounindese afirmó en agosto pasado que su inversión restante en la aseguradora ascendía a 51.000 millones de dólares.

Las acciones de Goldman Sachs cerraron hoy con un ascenso del 0,15 % en la bolsa de Nueva York (NYSE), al tiempo que las de AIG terminaron con un ascenso del 1,27 %.


 EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?