| 7/6/2014 5:30:00 PM

Gobierno venezolano reordenará sistema cambiario

El nuevo sistema es la meta que se ha fijado el gobierno, pero antes espera aprobar varias medidas fiscales y monetarias.

Las autoridades venezolanas esperan concretar a corto plazo una unificación cambiaria y el establecimiento de un sistema de bandas, afirmó domingo el vicepresidente del área económica.

El nuevo sistema es la meta que se ha fijado el gobierno, pero antes espera aprobar varias medidas fiscales y monetarias, indicó Rafael Ramírez, vicepresidente del área económica y ministro del Petróleo, en una entrevista en el canal privado Televen.

Como parte del control de cambio, que está vigente desde hace 11 años, en el país operan tres tasas oficiales: una de 6,30 bolívares por dólar, otra que se fija en el mecanismo de subastas de divisas, conocido como SICAD I, que está alrededor 10 bolívares por dólar, y la tasa del sistema llamado SICAD II, que está en 49 bolívares por dólar.

En el mercado paralelo la divisa estadounidense se negocia a más de 11 veces la tasa oficial de 6,30 bolívares. El tipo de cambio del mercado paralelo se ha convertido en el marcador de los precios de algunos productos, lo que ha generado fuertes presiones sobre la inflación, que en mayo alcanzó una tasa anualizada de 60,9%, la mayor desde 1996.

Ramírez dijo que hay "políticas fiscales y monetarias que tenemos que tomar, unas decisiones antes de ir a un proceso de una convergencia, a un sistema de bandas de nuestro modelo cambiario y eso va a suceder en el corto plazo".

El ministro descartó que el gobierno vaya a incurrir en la mora de pagos de la deuda externa e indicó que en el caso de las obligaciones pendientes con algunas empresas, por más de 10.000 millones de dólares, "todo lo que sea justo que se cancele, se cancelará".

Agregó que las autoridades han realizado un "barrido" de las liquidaciones pendientes para hacer una "justa determinación" de las deudas y "a qué tasa (se pagarán) porque por ejemplo hay empresas que están exigiendo que se reconozcan a 4,30, y decimos no. Ahí hay un riesgo cambiario".

Ramírez agregó que el gobierno trabaja un nuevo perfil de la deuda externa, para manejarla como todos los países, que es colorar los vencimientos de pagos de una manera más extendida. "Hemos recibido muchas ofertas de hacer esas operaciones", acotó.

Desde hace más de un año el gobierno ha venido demorando, sin dar mayores explicaciones, la venta de divisas a las empresas privadas, lo que ha afectado las importaciones de materias primas e insumos de muchas compañías locales. Esta situación ha generado una caída de la producción en algunas empresas y ha complicado los problemas de escasez de algunos alimentos y bienes básicos que padece el país desde hace varios años.

El sector turístico enfrenta una crisis debido al retraso de varios meses del gobierno en el pago de obligaciones con algunas aerolíneas internacionales, que están alrededor de los 4.200 millones de dólares.

AP
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.