| 6/27/2014 7:00:00 AM

España reduce techo de gasto de 2015

El Gobierno español reduce el gasto no financiero para 2015 un 3,2% respecto al año anterior, aunque insiste que esto no significa nuevos ajustes presupuestarios, según dijo hoy el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

En rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Montoro informó de que el límite de gasto no financiero para el próximo año es de 129.060 millones de euros (175.857 millones de dólares), un 3,2 % menos que el establecido para el año anterior.

Según los datos presentados por Montoro, los ingresos del Estado español crecerán el próximo año un 4,3 %, hasta 133.712 millones de euros, a los que sumó los 30.959 millones en que habrá que reducir el déficit del Estado, hasta llegar al 2,9 % del PIB.

El ministro explicó que los ingresos crecerán a pesar de la rebaja de impuestos que entrará en vigor el año próximo, gracias al ensanchamiento de las bases imponibles y como consecuencia de la recuperación económica.

A su juicio, la rebaja fiscal es compatible con la contención del gasto público y sin perjuicio del objetivo de déficit, que insistió en que sigue siendo la prioridad de la política económica y que se conseguirá sin necesidad de hacer recortes.

"Vamos a vivir un periodo de contención en el gasto público, no de ajustes a la baja, que no son necesarios para conseguir esos objetivos (de déficit)", hizo hincapié el ministro de Hacienda.

Junto con el techo de gasto se aprobaron los objetivos de estabilidad para todas las administraciones públicas (estatal, regional y local) para el periodo 2014-2017, que son los ya comprometidos y remitidos a Bruselas el pasado 30 de abril en la actualización del programa de estabilidad (4,2 % del PIB para 2015, 2,8 % para 2016 y 1,1% para 2017).

EFE/D.com


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?