| 12/8/2014 8:00:00 AM

Capacidad científica Vs competitividad tecnológica

Así lo explicó el economista italiano Giovanni Dosi, quien estuvo de visita en la Universidad Nacional como invitado principal de la Cátedra Currie, realizada por la Facultad de Ciencias Económicas.

Los países de la Unión Europea se caracterizan por ser líderes en la investigación a nivel académico, pero al mismo tiempo carecen de capacidad de transferencia tecnológica al sector público y privado.

Esto es conocido como la “paradoja europea”, que para el economista italiano Giovanni Dosi, genera una brecha entre la excelencia en las capacidades científicas y la escasa competitividad tecnológica a nivel empresarial.

Este experto, quien es director del Instituto de Economía de la Scuola Superiore Sant’Anna de Pisa (Italia), director de Iniciativa para el Diálogo Político (IDP) de la Universidad de Columbia (Estados Unidos) y editor europeo continental para la revista Industrial and Corporate Change, visitó la U.N. como invitado principal de la Cátedra Currie, que desarrollar la Facultad de Ciencias Económicas.

El economista italiano ha introducido la noción de “paradigma tecnológico”, que define las necesidades que deben ser satisfechas, así como los principios científicos y las técnicas materiales que han de ser utilizados para este propósito.

Así, el paradigma establece las futuras oportunidades de innovación y algunos de los procedimientos básicos para llevarlas a cabo. “Orientan y concentran el esfuerzo innovador en una dirección concreta”, dijo a la Agencia de Noticias de la Universidad Nacional.

Adicionalmente, Dosi señala que si la austeridad es considerada como un medicamento, “entonces este es peor que la enfermedad”. Y añade, “no es cierto que se necesiten sangre y lágrimas para crear nuevos puestos de trabajo. “La austeridad ha fracasado en todas partes. Este es un hecho”, manifiesta.

“Países como Grecia, España, Italia y Portugal se quedaron con niveles de ingreso per cápita menores que antes del inicio de la crisis, un desempleo muy elevado y una relación peor de la deuda con el producto nacional”, explica.

En su opinión, lo que hay que hacer es exactamente lo opuesto, es decir, aumentar el gasto público, entendiéndolo como grandes proyectos de alto contenido tecnológico, especialmente en relación con medioambiente y salud.

Según el economista, se debe invertir en grandes proyectos como los de banda ancha, medioambiente y tecnología del futuro. De esta manera, se crearían puestos de trabajo cualificados.

El economista italiano estuvo cuatro días en Colombia y es el tercer conferencista internacional que participa en la Cátedra Currie.

En el 2012 y 2013, respectivamente, participaron en este evento académico los reconocidos economistas Deirdre N. McCloskey (EE. UU.) y Roger Sandilans (Reino Unido).

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?