| 11/18/2010 4:00:00 PM

General Motors vuelve a cotizar con fuerza en la bolsa

Tras más de un año fuera de los mercados de valores, General Motors (GM) volvió hoy a cotizar en bolsa en un día que la empresa calificó como "maravilloso" y que deja detrás las angustias de 2009 cuando estuvo a punto de desaparecer.

Los títulos de GM empezaron la jornada con fuerza y llegaron a aumentar su valor inicial de US$33 casi un 9%o, pero a lo largo del día se estabilizaron en torno a los US$35, dos dólares más que su precio de salida, algo más del 6% de ganancia.

El consejero delegado de General Motors, Dan Akerson, que celebró el regreso a los parqués tocando la campana con la que tradicionalmente se inician las transacciones en la Bolsa de Nueva York (NYSE), afirmó en el mercado de valores neoyorquino que estará satisfecho si los títulos terminan el día al alza.

Durante una conferencia telefónica celebrada poco después de la apertura de los mercados, Akerson señaló que "hoy existe en General Motors grandes dosis de optimismo y confianza".

Por su parte, el director financiero de la empresa, Chris Liddell, señaló que es "un día maravilloso" y que la empresa tiene grandes perspectivas.

Algunos analistas han señalado que la marcha de los títulos de GM en los mercados será un reflejo directo de la confianza de los inversores en las políticas económicas de la Administración del presidente estadounidense Barack Obama.

Obama fue quien decidió a principios de 2009 destinar unos US$60.000 millones a General Motors y el Grupo Chrysler para evitar una quiebra desordenada, que amenazaba con eliminar las dos compañías y destruir centenares de miles de puestos de trabajo tanto directos como indirectos.

Precisamente en la noche del martes, Obama calificó la salida a bolsa de GM como un gran acontecimiento en la recuperación del sector estadounidense del automóvil.

"La inicial Oferta Pública de Venta de acciones (OPV) de General Motors marca un gran hito en la recuperación no sólo de la icónica compañía sino de todo el sector del automóvil estadounidense" afirmó Obama.

El presidente añadió que "con la OPV, el Gobierno recortará su participación en GM casi a la mitad, siguiendo nuestro disciplinado compromiso de salir de esta inversión, a la vez que protegemos a los contribuyentes estadounidenses".

Precisamente, Akerson señaló hoy que la intervención de las autoridades de E.U. y Canadá para evitar a mediados de 2009 el cierre de GM no sólo benefició a la empresa sino a sus principales competidores porque evitó la desaparición de centenares de proveedores.

"Hubiese sido devastador para el sector industrial de Estados Unidos", explicó.

Akerson también dijo que el recorte de la participación del Departamento del Tesoro en GM (que antes de la salida a bolsa era de más del 60% y ahora se puede rebajar al 33%) es bueno para la imagen de la empresa que en algunos círculos se denominaba como "Government Motors".

"Creo que los inversores verán la transacción de hoy muy positivamente", dijo Akerson, quien recalcó que GM ya ha devuelto "con intereses" el dinero que Washington prestó a la empresa.

Lo que también han señalado muchos analistas es que el regreso a la bolsa de GM ha sido un plan magistralmente ejecutado.

El consejero delegado de Edmunds.com (una de las webs con más influencia en el mundo del motor en E.U.), Jeremy Anwyl, señaló en su blog que "cualquiera que esté pensando en una OPV debería estudiar las actividades de GM durante los dos últimos meses".

Y el periódico The Wall Street Journal alabó la campaña de mercadotecnia de la OPV.

Akerson y Liddell revelaron que más del 90% de los 478 millones de acciones colocadas han ido a parar a instituciones e inversores situados en Norteamérica y que prácticamente todos los grandes fondos de inversiones de E.U. tienen ahora una porción de la empresa, lo que calificaron como "muy positivo".

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?