| 8/15/2014 4:30:00 PM

Selección de Brasil tiene nuevo patrocinador

Se extiende no sólo a la selección absoluta masculina sino también a la olímpica que disputará los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016 y a la femenina.

La fabricante estadounidense de automóviles General Motors firmó un contrato de patrocinio por cinco años con la selección brasileña que garantiza la asociación de su marca con el equipo cinco veces campeón mundial por lo menos hasta el Mundial de Rusia en 2018.

La multinacional de origen estadounidense sustituyó como patrocinador de la selección brasileña al fabricante alemán Volkswagen, que no renovó el contrato firmado en 2009 y que le garantizó exclusividad con el equipo hasta la semana pasada.

El acuerdo de patrocinio fue firmado en Sao Paulo por el presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), José María Marín, y por la presidenta mundial de General Motors, Mary Barra, que inició una visita a Brasil en la que se reunió con la presidenta brasileña, Dilma Rousseff.

La ejecutiva recibió en la ceremonia una camisa de la selección brasileña con el número 14.

El acuerdo prevé que las marcas de GM luzcan en los pantalones de entrenamiento de la selección brasileña, en las sudaderas, en el autobús oficial del equipo y en las placas publicitarias a las que la CBF tiene derecho en sus campos de entrenamiento y en algunos estadios.

El debut de General Motors como patrocinador de Brasil será el 5 de septiembre próximo, cuando la Canarinha juegue contra Colombia en un amistoso en Estados Unidos.

El contrato forma parte de una campaña publicitaria lanzada por la empresa estadounidense con el lema "Find new roads" (Encuentre nuevos caminos), según un comunicado de la CBF.


EFE/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?