| 9/7/2013 1:40:00 PM

Fútbol en la Bienal del Libro de Rio

Banderas de equipos de fútbol por doquier, futbolistas destacados, hinchas de clubes rivales: parece el mítico estadio Maracaná, pero es la Bienal del Libro de Rio, que vive un boom de la literatura futbolística.

Desde almanaques hasta biografías, el fútbol tiene un lugar de destaque en esta edición de la Bienal, uno de los mayores eventos literarios de Brasil, que se realiza hasta el 8 de septiembre en Riocentro, en el oeste de la ciudad. Según datos de la Cámara Brasileña del Libro, 300 nuevos títulos sobre el tema fueron lanzados solo en 2012.

En el "armario literario", un espacio reservado al fútbol en la Bienal, es posible conocer nuevos -y viejos- títulos presentados por las editoras. Pero también hay lugar para reflexionar y discutir la pasión nacional en más de 15 mesas redondas.

"El amante del fútbol quiere leer y discutir, quiere debatir el futuro del deporte en el país y ahora es el momento ideal para eso", dice a la AFP João Máximo, curador de la muestra y autoridad del balón.

Por eso, además de discusiones literarias con especialistas sobre el tema, las mesas redondas también abordan temas actuales como las recientes manifestaciones contra el millonario gasto público para el Mundial-2014, o las transformaciones que el deporte atraviesa en Brasil.

"Es hora de pensar el fútbol como cultura brasileña, y no más como un accesorio, una mera diversión. El fútbol dice mucho sobre quiénes somos", dice Máximo.

El curador, que escribe sobre el tema hace más de 30 años, señala un cambio en el perfil del hincha, que no quiere solo asistir a los partidos, sino también leer. "Quien es hincha quiere saber qué pasa fuera de la cancha, entender más sobre su equipo", asegura.

Novedades en la cancha


El economista Raphael Bernardes, de 37 años, dejó la Bienal con cinco nuevas adquisiciones sobre fútbol. "Desde libros sobre la historia del Fluminense hasta dos libros infantiles para estimular la pasión desde temprano", bromea.

Fanático de la selección brasileña, defiende la "hinchada consciente" que promueve la Bienal, y allí llevó de paseo a sus hijas Julia, de siete años, y Beatriz, de tres. En 2014, "seremos el palco del mayor evento del fútbol del mundo, no podemos dejar pasar la oportunidad", afirma.

Impulsada por el Mundial-2014, el furor de las obras sobre fútbol se ve en calendarios, guías, e incluso el primer libro oficial sobre el astro Neymar, que cuenta aspectos y detalles de su vida profesional y personal.

"Aún no tenemos una literatura de fútbol propia, con obras de ficción y novelas con estilo definido", afirma Marcelo Duarte, director de Panda Books, una de las primeras editoriales en apostar a este deporte, que hoy cuenta con 49 títulos exclusivamente sobre fútbol.

Los aficionados celebran el aumento de la oferta.

"Nunca vimos tantos lanzamientos de libros sobre fútbol en el país. Colecciono libros de fútbol. Actualmente tengo cerca de 200 títulos, y sentí esa diferencia de forma brusca", cuenta a la AFP Clara Albuquerque, periodista responsable de un sitio web sobre fútbol y autora de libros sobre el tema.

Hace 10 años, un libro sobre fútbol era un hallazgo raro, pero hoy es posible escoger entre una gran variedad. "Creo que los profesionales del área percibieron la falta de ese tipo de literatura. Infelizmente, Brasil aún es un país donde se lee muy poco, pero el fútbol es un asunto que puede atraer nuevos lectores", considera.

Si bien el aumento de libros sobre fútbol es una goleada para el mercado literario, no refleja un aumento real del número de lectores en Brasil. Divulgado en 2012, el estudio "Retratos de la lectura en Brasil", del Instituto Pro-Leitura, revela que los brasileños cada vez leen menos.

El promedio de libros leídos por los 5.012 entrevistados en los tres meses que antecedieron el sondeo fue de 1,85 títulos en 2011, contra 2,4 libros en 2007. En 2011, 88,2 millones de brasileños -de un total de 200 millones- habían leído apenas un libro.

Los campeones de la lectura en América Latina, Chile y Argentina, tienen, respectivamente, un promedio de 5,4 y 4,6 libros leídos por habitante al año.

Las editoriales brasileñas tuvieron una facturación de 2.141 millones de dólares en 2012, según un estudio de la Cámara Brasileña del Libro y el Sindicato Nacional de Editores. No hay datos específicos de literatura sobre fútbol.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?