| 12/7/2010 8:00:00 AM

Fundador de WikiLeaks se entrega a la policía en Londres

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, se entregó el martes a la policía de Londres dentro de una investigación en la que se le acusa de delitos sexuales en Suecia.

La detención de Assange constituye el revés más reciente contra un cibersitio que afronta una ofensiva judicial, financiera y cibernética después de que difundiera cientos de mensajes diplomáticos secretos de Estados Unidos. El australiano Assange, de 39 años, comparecía ante un magistrado de la corte de Westminster.

Si Assange impugna su extradición a Suecia, quedará con seguridad en custodia de las autoridades británicas o será dejado en libertad bajo fianza hasta que otro juez resuelvan sobre su extradición, dijo un portavoz del departamento de extradiciones que solicitó el anonimato.

Desde que comenzó la semana pasada la difusión de los mensajes diplomáticos, WikLeaks ha sido blanco de ataques cibernéticos y sus cuentas bancarias fueron canceladas. El gobierno de Estados Unidos emprendió una investigación penal y afirmó que WikiLeaks ha puesto en peligro la seguridad nacional y los esfuerzos diplomáticos del país en el mundo.

WikiLeaks ha visto un ejército de simpatizantes que han acudido a su auxilio y le han enviado donativos, ha repelido ataques cibernéticos y establecido más de 500 sitios copia en el mundo para garantizar la difusión de los documentos secretos por si ocurriera algo a Assange.

Los problemas judiciales para el australiano resultaron de las acusaciones que presentaron contra él dos mujeres a las que conoció en el tercer trimestre del año en Suecia.

Assange está acusado de violación y hostigamiento sexual, en un caso, y de hostigamiento sexual y coacción en otro. Assange rechaza las acusaciones en su contra y su abogado británico Mark Stephens afirma que los cargos derivan de una "disputa en torno a tener sexo de manera consensual pero sin condón". Assange y Stephens han dejado entrever que el juicio que se pretende ha sido manipulado por motivos políticos, aseveración que rechaza la fiscal sueca Marianne Ny.

Un portavoz de WikiLeaks describió el arresto de Assange como un ataque a la libertad de prensa y afirmó que la detención no impedirá a la organización continuar la difusión de documentos secretos.

"El arresto no cambiará nuestra operación", expresó Kristinn Hrafnsson a The Associated Press.

Hrafnsson afirmó que el grupo de WikiLeaks no consideraba de momento difundir la clave para una versión codificada de algunos de sus documentos más importantes, un archivo que constituye "un seguro" y que ha sido distribuido a los simpatizantes en caso de una emergencia. Hrafnsson dijo que este seguro sólo será utilizado si ocurren "cosas graves" que impliquen al personal de WikiLeaks, aunque no abundó en detalles.

Assange se había ocultado en un domicilio secreto en Gran Bretaña desde que WikiLeaks comenzó a publicar cientos de cables diplomáticos de Estados Unidos en el internet la semana pasada.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?