| 3/26/2012 7:00:00 AM

¿Funcionará de nuevo el "dedazo" de Washington en el Banco Mundial?

Desde su fundación, la entidad solo ha sido presidida por estadounidenses. En esta ocasión la Casa Blanca respalda la candidatura del gran favorito, el coreano-estadounidense Jim Yong Kim, aunque una africana y un colombiano quieren cambiar la tradición.

;
BBC
Este viernes culminó el plazo para presentar candidaturas a la presidencia del Banco Mundial (BM), un trámite que por 68 años ha tenido un solo desenlace: siempre gana el nominado por Estados Unidos.

Pero esta hegemonía ha sido cuestionada a medida que los países emergentes van cobrando un peso económico más robusto en el escenario internacional.

El estadounidense Robert Zoellick
se prepara a retirarse del cargo de presidente de uno de los organismos multilaterales de crédito más poderosos tras terminar su quinto año de mandato.

¿Será un compatriota suyo el que lo reemplace? Todo parece indicarlo, aunque dos candidatos, una africana y un colombiano, intentan lo que algunos ven como una empresa quijotesca, terminar con el privilegio tradicional de Washington a la hora de escoger quien dirigirá la institución.

Los candidatos

- Jim Yong Kim

El presidente de la universidad estadounidense Dartmouth College, doctor y exdirector del Departamento de VIH/SIDA de la Organización Mundial de la Salud, es estadounidense pero no nació en Estados Unidos sino en Seúl, Corea, llegando a su país adoptivo a los cinco años.

Es el gran favorito, por cuenta de tener el apoyo de la Casa Blanca a su candidatura.

"Jim tiene una verdadera experiencia global. Su historia personal ejemplifica la gran diversidad de este país... y su experiencia lo hace perfectamente capaz de forjar alianzas en todo el mundo", dijo Barack Obama cuando sorprendió a muchos con su candidatura.

La nominación de Kim sería, por lo que se puede interpretar en las declaraciones del presidente estadounidense, una forma de mantener el máximo cargo del BM en manos de Washington y de reconocer al mismo tiempo que el cargo requiere una apertura hacia otros puntos de vista.

"Es hora de que un profesional del desarrollo lidere la agencia mundial de desarrollo", destacó Obama.

El nombre de Kim no circulaba entre la lista de candidatos que se barajaban en los círculos políticos y económicos. El exasesor de la Casa Blanca Larry Summers, la presidente de Pepsi, Indra Nooyi, y la embajadora de EE.UU. ante las Naciones Unidas, Susan Rice, parecían contar con más posibilidades de ser elegidos.

Ngozi Okonjo-Iweala


La ministra de Finanzas nigeriana fue nominada de forma conjunta por su país y otras dos naciones africanas: Angola y Sudáfrica, y su candidatura no apunta solo a la presidencia del BM sino a cambiar el proceso de elección de los organismos multilaterales de crédito en su conjunto.

"El respaldo está en línea con la creencia de que el nombramiento del liderazgo del Banco Mundial y su institución hermana, el Fondo Monetario Internacional , debería ser basado en el mérito, abierto y transparente", manifestaron en un comunicado conjunto las tres naciones que apoyan a Okonjo-Iweala. ¿Pero ella qué dice?

"Yo considero al Banco Mundial como una institución muy importante a nivel mundial y particularmente para los países en desarrollo, que necesitan el mejor liderazgo. Por eso espero ansiosa la contienda con candidatos muy serios".

Consultada sobre si tiene confianza en romper una tradición de presidentes de origen estadounidense que viene desde la fundación del BM en 1944, la respuesta fue breve y contundente: "Absolutamente".

La ministra nigeriana necesitará esa confianza ya que para ser elegida debe romper tres tradiciones: no solo jamás ha sido elegido un candidato que no fuera estadounidense, el BM tampoco ha sido nunca presidido por una mujer ni por nadie de color.

José Antonio Ocampo
El colombiano José Antonio Ocampo es un destacado economista que ha forjado su formación y su carrera en el ámbito internacional, tanto en la academia como en organismos internacionales como la Cepal y Naciones Unidas.

Ocampo, quien fue ministro de Hacienda de su país, ya contaba con el apoyo de uno de los principales exponentes de cómo algunos países emergentes ya han emergido: Brasil.

Pero el apoyo del gigante sudamericano no pareció encontrar un eco similar en la propia tierra de Ocampo.

El actual ministro de Hacienda colombiano, Juan Carlos Echeverry, diha dicho que el país buscaría la presidencia de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Colombia ya ocupa el puesto más alto en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y su gobierno "tiene que concentrarse en una candidatura exclusivamente para que tenga probabilidad de éxito", según afirmó Echeverry.

El proceso

La elección del presidente es tarea del directorio del BM, integrado por 25 representantes de los países miembros.

Como explica el periodista económico de la BBC Andrew Walker, algunas naciones tienen su propio asiento -como EE.UU. y el Reino Unido- mientras que otros están agrupados en diferentes bloques y deben compartir la misma silla.

El objetivo es elegir al nuevo presidente por consenso, pero si eso termina siendo imposible basta con una simple mayoría.

Los votos en este directorio están determinados -al igual que en el Fondo Monetario Internacional (FMI)- por la contribución financiera.

EE.UU. cuenta entonces con el 16% del voto mientras que los países de la Unión Europea tienen el 29%. Pero las naciones del Viejo Continente apoyan al candidato de Washington para preservar ese acuerdo informal -pero al mismo tiempo blindado- que entrega la presidencia del FMI a un europeo y la del BM a un estadounidense.

Así las cosas, sería casi imposible matemáticamente hablando que alguna vez perdiera el candidato de la Casa Blanca.

Las críticas

Los países emergentes, como queda reflejado en el comunicado de las tres naciones africanas que proponen a la ministra de Finanzas nigeriana para presidente del BM, han criticado con cada vez mayor asiduidad estos manejos de los países más poderosos de la Tierra.

Nancy Birdsall, presidenta del Centro para el Desarrollo Global en Washington, dijo a la agencia Reuters que el nombramiento de una candidata creíble como Okonjo-Iweala "subió la apuesta inicial para que Estados Unidos tenga un candidato realmente fuerte".

"Es una señal de que estamos viviendo en un mundo donde el panorama geopolítico está cambiando y en que Estados Unidos no puede hacer las cosas por sí solo", agregó.

Pero la crítica al monopolio estadounidense no proviene solo de los países emergentes.

Tres antiguos economistas del BM -Francois Bourguignon, Nicholas Stern y Joseph Stiglitz- han llamado en los últimos días a un cambio.

Otro ex funcionario de la institución dijo a la BBC que el proceso de selección era "anacrónico", pero que a pesar de eso todavía pensaba que ganaría el hombre de la Casa Blanca.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?