| 11/25/2008 12:00:00 AM

Fuerte contracción en Estados Unidos

El gasto de los consumidores, el mínimo en 28 años. La economía se contrajo en el tercer trimestre al ritmo más rápido en siete años. Viene baja de intereses.

WASHINGTON - La economía estadounidense se contrajo a su ritmo más rápido en siete años en el tercer trimestre, ya que el gasto del consumidor se desplomó a un mínimo de 28 años, mostró el martes un informe, agitando el fantasma de una recesión más profunda.

Ese reporte y la noticia de que los precios de las casas sufrieron una caída récord en septiembre cimentaron las expectativas de que la Reserva Federal recortaría su tasa de préstamos referencial de nuevo el próximo mes.

El dato fue parcialmente opacado por el anuncio de la Fed de un programa de 600.000 millones de dólares para comprar deuda y valores relacionados con hipotecas. El banco central estadounidense anunció también una facilidad de 200.000 millones de dólares para respaldar el financiamiento de los consumidores.

Esas medidas impulsaron a las acciones en Wall Street, pero tomaron cierto margen del dólar estadounidense, que caía frente al euro por tercera sesión consecutiva. Los precios de la deuda del Tesoro estadounidense recibían un impulso por el empeoramiento del panorama económico.

El Departamento de Comercio de Estados Unidos revisó el declive de la tasa anual en el tercer trimestre del producto interno bruto a 0,5 por ciento desde el 0,3 por ciento que reportó hace un mes. Se trata de la caída más fuerte en el PIB desde el tercer trimestre del 2001, período marcado por los ataques del 11 de septiembre.

Las ganancias corporativas cayeron por segundo mes consecutivo y la inversión de los negocios también descendió.

Muchos analistas consideran que Estados Unidos ya se ha unido a Europa en la recesión, aunque se necesita otro trimestre consecutivo de contracción en el PIB para confirmarlo.

El desempeño de la economía en el tercer trimestre contrastó con el del segundo, cuando el PIB creció un 2,8 por ciento.

"Marca el comienzo de la recesión técnica en Estados Unidos", dijo Michael Woolfolk, estratega cambiario senior de Bank of New York-Mellon en Nueva York. "Probablemente todo empeore antes de mejorar", agregó.

La contracción en el crecimiento se agudizaría en los últimos tres meses de este año y se extendería hasta el 2009.

CULPAN A LA CRISIS DE CREDITO

El secretario de Comercio, Carlos Gutiérrez, dijo a Bloomberg TV que la economía estaba atravesando un momento difícil y agregó: "Vamos a tener un par de trimestres de dificultad".

La Casa Blanca atribuyó los pobres números del tercer trimestre a la crisis de crédito.

"No hay dudas que la crisis financiera fue una principal tensión para la economía y eso está siendo reflejado en el dato económico. Creemos que una gran razón para esto fue la congelación en los mercados de crédito este otoño", dijo el portavoz ce la Casa Blanca, Tony Fratto.

"Es por eso que estamos enfocados en descongelar nuestros mercados de crédito y estabilizar nuestro sistema financiero", agregó.

La continua pérdida de empleos, un severo racionamiento de crédito, la caída de los precios de las casas y un mercado bursátil tambaleante han puesto a los consumidores bajo una fuerte tensión. Los analistas consideran que la Fed pudiera recortar la tasa objetivo de fondos federales en otros 50 puntos básicos a 0,50 por ciento el mes próximo.

El gasto del consumidor, que representa dos tercios de la actividad económica estadounidense, cayó a una tasa anual del 3,7 por ciento en el tercer trimestre, superando el descenso del 3,1 por ciento estimado inicialmente y en la mayor contracción desde el segundo trimestre de 1980.

El gasto en productos duraderos como los automóviles nuevos y electrodomésticos que están previstos a durar tres años o más se desplomó a un ritmo de 15,2 por ciento, en lugar del 14,1 por ciento como se estimó previamente, la caída más fuerte desde el comienzo de 1987.

El revisado informe del PIB ofreció una primera mirada a las ganancias corporativas durante el tercer trimestre. Los beneficios de las empresas cayeron un 0,4 por ciento, baja que se suma al descenso del 5,4 por ciento registrado en el segundo trimestre.

La inversión de las empresas se contrajo a una tasa revisada del 1,5 por ciento en el tercer trimestre, por encima de la baja de 1 por ciento estimada inicialmente. Se trata de la primera reducción en esta categoría desde fines del 2006.

Mientras tanto, los precios de las casas unifamiliares en Estados Unidos se desplomaron un récord de 17,4 por ciento en septiembre frente al mismo mes del año anterior, según mostró el martes un índice de Standard & Poor's/Case-Shiller.

(Reuters)
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?