| 7/16/2012 7:00:00 AM

Frenar el comercio prolonga la crisis económica

La imposición de frenos al comercio reduce las oportunidades de recuperación de la economía en el actual contexto de crisis, dijo el director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Pascal Lamy, quien avanzó que lo más probable es que el comercio mundial crezca el 3,5 % este año.

El francés presentó el Informe Mundial del Comercio 2012, una de las publicaciones anuales más importantes de la OMC y que este año se centra en el análisis de las medidas no arancelarias que se aplican a nivel global.

Aunque recalcó que se espera que este mismo mes se publiquen nuevos pronósticos sobre la evolución del comercio internacional, Lamy comentó que "el comercio no puede estar bien si la economía mundial está en malas condiciones como resultado de la falta de equilibrio entre oferta y demanda".

El crecimiento de los intercambios comerciales en torno al 3,5 % que se espera supone una mayor ralentización de las exportaciones y las importaciones, que en 2011 progresaron en conjunto un 5 % (frente al 13,8 % de 2010).

Frente a las incertidumbres en la economía mundial, el responsable de la OMC defendió la importancia de "contener el proteccionismo".

Los analistas de la organización comercial, que cuenta actualmente con más de 150 países miembros, destacan en la publicación presentada hoy el fuerte impacto de los desastres naturales en el comportamiento de los intercambios internacionales de bienes.

Mencionan, en concreto, el tsunami de Japón, que redujo severamente las exportaciones de este país a mediados del año pasado, así como las inundaciones en Tailandia, que redujeron el abastecimiento de componentes esenciales para alimentar las cadenas de producción mundial.

Por otra parte, la OMC señala que el desempeño de los países en desarrollo estuvo por debajo de lo esperado el año pasado, con un crecimiento de las exportaciones que sólo llegó al 5,4 % (excluyendo a China).

Un caso particular fue el de África, cuyas exportaciones resultaron muy golpeadas por los cambios políticos que vivieron varios países árabes, particularmente en lo referido a las ventas de petróleo.

El crecimiento relativamente sólido que se observó en el grupo de países desarrollados se debió a Estados Unidos, cuyas exportaciones aumentaron el 7,2 %, mientras que las procedentes de la Unión Europea progresaron el 5 %.

En términos de valor, el comercio de mercancías aumentó el 19 % y totalizó 18,2 billones de dólares el año pasado, superando el pico histórico que se había registrado en 2008, con 16,1 billones de dólares.

Gran parte de ese crecimiento se atribuye a los mayores precios de las materias primas.

Respecto al comercio de servicios, sus exportaciones avanzaron el 11 % y alcanzaron un valor de 4,2 billones de dólares.

Por otra parte, el informe de la OMC analiza las tendencias en el uso de medidas no arancelarias, que toman distintas formas (obstáculos técnicos al comercio o medidas sanitarias y fitosanitarias, entre otras) y sirven en general para proteger la producción nacional sin aplicar subidas de impuestos a las importaciones (aranceles).

El aumento de los tipos de aranceles es una medida en la que muchos países están fuertemente limitados por acuerdos comerciales internacionales o por sus compromisos en el marco de la OMC.

Al repasar las principales conclusiones del informe, Lamy señaló que "circunscribir el proteccionismo es parte de la solución a los problemas que afligen a la economía mundial".

Añadió también que se observa una tendencia entre los países a adoptar medidas basadas más en un sentido "de precaución que de protección", en vista de los temores que surgen por las turbulencias económicas.

En ese sentido, el responsable de la OMC reconoció que hay señales de que "las medidas no arancelarias no se reducirán en importancia".

EFE                                                               

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?