| 2/5/2015 6:15:00 PM

Más líos para Eike Batista

La justicia brasileña ordenó el bloqueo de casi US$1.100 millones al que fuera el hombre más rico del país, Eike Batista, así como a su círculo más cercano en el marco de su proceso por manipulación de mercado.

Los fiscales ya habían congelado en septiembre unos 635 millones de dólares de activos de Batista, que enfrenta acusaciones por asociación ilícita, inducción al error y falsedad ideológica en Rio de Janeiro y Sao Paulo. Pero ahora el bloqueo de capitales, inmuebles, vehículos y embarcaciones se extiende también a sus familiares próximos -dos de sus hijos, su esposa y su exmujer- hasta un valor de 3.000 millones de reales (unos 1.094 millones de dólares al cambio actual).

El juez federal Flavio Roberto de Souza pretende garantizar así la compensación de daños a los inversores en la empresa petrolera de Batista, según recoge el diario O Estado de Sao Paulo. El mismo magistrado preside el juicio contra el empresario por uso de información privilegiada, que se inició en noviembre en Rio.

El hombre de negocios de 58 años de edad, quien llegó a amasar una fortuna de 30.000 millones de dólares producto de negocios en minería y petróleo, es acusado de manipulación del mercado de valores mediante el uso indebido de información privilegiada al vender acciones de su compañía. Batista supuestamente engañó a inversionistas en un plan para atraer 1.000 millones de dólares a su empresa petrolera OGX (hoy Ogpar), cuyas metas de producción eran extremadamente optimistas, pese a que muchos de sus pozos finalmente no poseían el potencial de producción proyectado en un principio.

Cuando la falta de producción de sus pozos se volvió un hecho, la empresa de Batista se declaró en quiebra en octubre de 2013, en medio de deudas que alcanzaban los 5.000 millones de dólares. El pasado 27 de enero, Batista abandonó la presidencia y su silla en el consejo de Ogpar, donde ya había perdido una posición dominante tras recurrir a la protección judicial para evitar la quiebra. A Batista se le acusa de manipular el mercado con la venta de millones de acciones de OGX justo antes de que la firma anunciara que suspendía el desarrollo de las únicas tres reservas que sí producían petróleo.

El magnate dice que vendió esos papeles para cumplir con pagos de deudas y que fue engañado por los directivos sobre la potencial riqueza de los pozos.


Afp/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?