| 11/30/2015 1:00:00 PM

Fondo Monetario Internacional incluirá el yuan en su lista de divisas

Tras varios años la moneda china será incluida dentro de su canasta de divisas con lo que se cumple uno de los objetivos del gigante asiático. El cambio entrará en vigencia a partir de octubre de 2016, lo que podría impulsar la demanda por este activo e integrar más a este país en la economía global.

El yuan chino será a partir de octubre de 2016 una divisa de la canasta del Fondo Monetario Internacional, es decir, será una moneda reconocida internacionalmente como moneda de reserva al mismo nivel que el dólar, la libra, el yen japonés y el euro. 

Este es el primer cambio a la canasta desde 1.999 cuando el euro reemplazó al franco francés y al marco alemán. En 2010 China había fracasado en su intento de llevar de entrar a la canasta pues entonces no cumplía los estándares requeridos.

“Esto es también un reconocimiento al progreso que las autoridades chinas han hecho en los últimos años en reformar los sistemas monetarios y financieros. La continuación y profundización de estos esfuerzos traerán un sistema monetario y financiero internacional más robusto, lo que apoyará el crecimiento y la estabilidad tanto de China como de la economía global”, dijo la directora del FMI, Christine Lagarde en un comunicado.

Entre las razones para la decisión está el aumento sustancial de las operaciones en yuanes en todo el mundo, el hecho de que no hay impedimentos para usar esta moneda en la actualidad y el aumento de la transparencia en materia de información.

Los nuevos pesos en la canasta son: 41,73% para el dólar estadounidense, 30,9% para el euro, el 10,92% para el yuan, el 8,33% para el yen japonés y el 8,09% para la libra esterlina.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?