| 4/28/2014 8:00:00 AM

Fed seguiría reduciendo ayuda monetaria

El banco central de Estados Unidos (Fed), que se reúne esta semana durante dos días, mantendría su política de reducción progresiva de respaldo monetario a una economía que continúa prometiendo recuperarse.

La mayoría de los analistas esperan que la Reserva Federal anuncie una nueva disminución de 10.000 millones de dólares de sus compras de obligaciones destinadas a sostener la recuperación económica, llevándolas a 45.000 millones mensuales.

"No esperamos otra cosa que una repetición del último mensaje de orientación monetaria y una nueva disminución de las compras de activos", señaló Paul Dales, de Capital Economics.

Durante su precedente reunión, el 19 de marzo, la Fed había modificado sus indicaciones de política monetaria, abandonando su objetivo de reducir el desempleo para proceder a una nueva alza de las tasas. El comunicado del Comité de Política Monetaria (FOMC) dice que las tasas, que desde 2008 están cercanas a cero, permanecerán en ese nivel "durante un período considerable".

El miércoles, al término de la reunión, que se iniciará el martes y será la segunda bajo conducción de la nueva presidenta de la Fed, Janet Yellen, está previsto igualmente que "el FOMC exprese que la actividad económica va a despegar", dijo Michael Gapen, analista de Barclays Research.

La primera estimación del Producto Interno Bruto (PIB) para el primer trimestre también se difundirá el miércoles. Se espera que sea mediocre, en virtud de la excepcional dureza de las condiciones meteorológicas que conoció el país en marzo.

Pesará igualmente sobre el nivel de crecimiento la acumulación de existencias registrada a fines de 2013.

Los economistas prevén un aumento del PIB de entre 1,5 y 2% en el primer trimestre, cuando en los últimos tres meses del año pasado la progresión fue de 2,6%.

Por el contrario, entre abril y junio la economía crecería alrededor o por encima de 3%, según los economistas.

A mediados de marzo, la Fed tomó nota de la reducción del ritmo de la actividad a raíz, en parte, de las malas condiciones del tiempo. Luego, a mediados de abril, anunció, en su Libro Beige, que el crecimiento volvería por sus fueros tras los rigores del invierno.

- Un mercado inmobiliario decepcionante -

Con un retorno de la afluencia a los comercios, los gastos de consumo se aceleraron "tras una mejora de las condiciones climáticas", señalaba el informe, que se publica cada seis meses.

Otros indicadores están francamente en verde, como las ventas minoristas, que aumentaron 1,1% en marzo, así como las ventas de servicios, alentadas por la implementación del "Obamacare", el nuevo sistema de salud.

Los encargos de bienes durables, un buen indicador de la actividad futura, aumentaron más que lo previsto en marzo (2,6%).

Las creaciones de puestos de trabajo se acercan a su vez a las 200.000 al mes, el nivel considerado necesario para ir bajando el desempleo.

Por el lado de la inflación, queda camino a recorrer, pues el alza de marzo fue de 0,9%, cuando el objetivo anual de la Fed es de 2%. El gobierno confía en ir alcanzando gradualmente esa meta de aquí a 2016.

La única sombra proviene del mercado de la vivienda, en el que las ventas cayeron en todos los rubros: -7,5% en vivienda usada, -13,3% en vivienda nueva y -5,9% la obra nueva, siempre en datos de marzo anualizados.


Afp/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?