| 7/31/2013 3:00:00 PM

FED le extiende las ilusiones al mercado

La Reserva Federal dijo el miércoles que la economía de Estados Unidos continúa recuperándose pero que aún necesita apoyo.

Sin dar indicios de que planee reducir su programa de compra de bonos en su próxima reunión de política monetaria en septiembre, el banco central dijo tras su reunión de dos días que mantendrá sus compras de bonos por US$85.000 millones mensuales, en su esfuerzo para impulsar una economía que aún afronta desafíos por el endurecimiento presupuestario federal.

En un comunicado tras concluir su reunión, las autoridades de la Fed dijeron que la actividad económica se ha expandido a un ritmo "modesto" en el primer semestre del año, tras calificarla de "moderada" en junio.

En otros cambios en su comunicado de política, el banco central estadounidense mostró preocupación por el bajo nivel de la inflación.

"El Comité reconoce que la inflación persistentemente por debajo de su objetivo de un 2 por ciento podría presentar riesgos al desempeño económico, pero anticipa que la inflación volverá hacia su objetivo en el mediano plazo", dijo la Fed en su comunicado.

Los mercados financieros consideraron que el comunicado de la Fed tuvo una inclinación levemente conciliadora. Las acciones de Estados Unidos ampliaron sus ganancias, mientras que los precios de los bonos del Gobierno estadounidense frenaron sus pérdidas y el dólar se depreció brevemente contra el euro y el yen.

"La Fed se compró algo de tiempo en términos de cuándo necesitan comenzar a reducir" las compras de bonos" dijo Brian Jacobsen, estratega jefe de cartera en Wells Fargo Funds Management en Menomonee Falls, Wisconsin.

OJO EN PRECIOS

La referencia de la Fed al bajo nivel de inflación fue suficiente para impedir que el presidente del Banco de la Reserva Federal de St. Louis, James Bullard -que el mes pasado expresó preocupación sobre la caída de presiones sobre los precios- disintiera por segunda vez consecutiva.

Sin embargo, la presidenta de la Fed de Kansas City, Esther George, nuevamente votó en contra de la decisión de compras de bonos debido a preocupaciones sobre el daño potencial a la estabilidad financiera a partir de la prolongada política monetaria expansiva, como lo ha hecho en cada reunión de este año.

La Fed recortó las tasas de interés casi a cero a fines del 2008 y desde entonces ha incrementado más de tres veces su balance general, a alrededor de 3,6 billones de dólares, mediante rondas de compras masivas de bonos que apuntan a mantener bajos los costos de endeudamiento a largo plazo.

En una conferencia de prensa el 19 de junio, el presidente de la Fed, Ben Bernanke, dijo que el banco central probablemente comenzaría a retraer más adelante este año su actual programa de compra de bonos, con la intención de llevarlo a su fin a mediados del 2014.

Participantes del mercado financiero anticipan ampliamente una reducción de las compras de bonos en la próxima reunión de la Fed del 17 y 18 de septiembre.

Un informe del Gobierno el miércoles mostró que el Producto Interno Bruto se expandió a una tasa anual del 1,7% en el segundo trimestre, mayor a lo esperado por analistas, pero la cifra de crecimiento del periodo enero-marzo fue revisada a la baja a un 1,1% desde un 1,8% previo.

El banco central estadounidense reiteró el miércoles que mantendrá las tasas de interés cerca de cero mientras la tasa de desempleo permanezca por sobre un 6,5%, siempre y cuando el panorama para la inflación entre uno y dos años no se proyecte por sobre un 2,5%.

La tasa de desempleo permaneció en un 7,6% en junio y los economistas estiman que un informe de empleo del viernes mostrará que la lectura de desocupación se haya reducido a un 7,5% en julio.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?