| 12/13/2011 9:00:00 AM

FED se abstendría de ofrecer más estímulo

La Reserva Federal de Estados Unidos inició el martes su último encuentro mensual de política monetaria del año, en el que se abstendría de ofrecer un nuevo estímulo a la economía, que muestra señales de mejoría pese a los riesgos procedentes de Europa.

Los funcionarios del banco central continuarían las discusiones sobre cómo mejorar sus comunicaciones para aumentar el impacto del alivio monetario que ya han ofrecido, pero los observadores ven como baja la posibilidad de nuevos anuncios.

Aún menos posible es la probabilidad de una nueva ronda de compras de bonos, aunque muchos analistas creen que esto ocurrirá en algún momento en el futuro.

"No creo que esta reunión se preste para una reforma importante de política", dijo Jacob Oubina, economista en jefe para Estados Unidos de RBC Capital Markets en Nueva York.

La Fed ha mantenido sus tasas de interés cerca de cero desde diciembre del 2008 y ha comprado 2,3 billones de dólares en bonos en un intento adicional por estimular una recuperación más sólida.

Reportes recientes sobre la economía estadounidense apuntan a una cierta mejoría. La tasa de desempleo cayó a un 8,6 por ciento en noviembre y los consumidores entraron a la temporada de compras navideñas con sus billeteras abiertas.

Justo cuando la Fed comenzaba su encuentro, el Gobierno dio a conocer que las ventas minoristas subieron un 0,2 por ciento en noviembre, menos de lo esperado.

La mayor economía del mundo se expandió a una tasa anual de un 2,0 por ciento en el tercer trimestre, su ritmo más rápido en un año. Los expertos esperan que el crecimiento supere el 3 por ciento en los últimos tres meses del año.

Sin embargo, analistas dicen que la fortaleza relativa de su recuperación se debe en parte a un rebote, tras el debilitamiento de comienzos de año por los desastres naturales en Japón y los altos precios del petróleo.

Ellos advierten que regresar a un crecimiento más débil es posible, particularmente cuando los problemas en Europa comiencen a pesar más.

"El crecimiento se desacelerará en el primer semestre del próximo año", dijo Harm Bandholz, economista en jefe para Estados Unidos de UniCredit en Nueva York. "Con eso vendrán ganancias más débiles en las nóminas de empleo y una tasa de desempleo más alta", agregó.

La Fed ha venido discutiendo una posible adopción de una meta explícita de inflación para dar garantías a los mercados de que no permitirá que los precios suban pese a parecer priorizar el crecimiento económico.

Pero muchos analistas creen que la Fed esperará hasta el encuentro del 24 y 25 de enero para anunciar nuevas iniciativas.



Reuters
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?