| 2/29/2012 3:23:00 PM

Extrema pobreza se reduce a 1.290 millones gracias a China

Las personas que viven bajo el umbral de extrema pobreza descendió en 2008 hasta los 1.290 millones, debido al crecimiento de China que ha sacado a 660 millones de personas de ese umbral entre 1981 y 2008, según las últimas estimaciones del Banco Mundial.

En 2005 la población mundial que vivía con menos de 1,25 dólares al día era de 1.390 millones, lo que significaba un 25 % de la humanidad, frente al 22 % de 2008, fecha del informe del BM divulgado hoy. "El mundo en desarrollo ha realizado notables avances contra la extrema pobreza, y se ha mostrado resistente a los recientes shocks en el alza de los precios de los alimentos y la energía", aseguró Martin Ravallion, director de Investigación del BM, en rueda de prensa.

Al ritmo actual se calcula que en 2015, el número de personas que vivirá con menos de 1,25 dólares al día ronde los 1.000 millones de personas.

El organismo multilateral destacó que si bien se ve un progreso general, el número de personas que viven entre la frontera de los 1,25 dólares y los 2 dólares al día se ha duplicado entre 1981 y 2008, al pasar de 648 millones a 1.180 millones de dólares.

Por otro lado, 2.471 millones vivían en 2008 con menos de 2 dólares al día, lo que se considera el umbral de pobreza, lo que supone un 43 % de la población mundial, frente al 47 % y 2.595 millones de 2005. "La acumulación del número de personas que viven justo por encima del umbral de extrema pobreza subraya la continua vulnerabilidad de los pobres", aseguró Ravallion

Con estas cifras, el BM indicó que es probable que se logre uno de los Objetivos del Milenio que consiste en reducir a la mitad la cantidad de gente que vive con menos de 1,25 dólares al día entre 1990 y 2015.

En 1990 un 43 % de la población mundial subsistía con menos de esa cantidad, y los datos de 2008 sitúan la cifra en 22,4 %.

Por regiones, el África al sur del Sáhara continúa registrando las peores cifras en lo que se refiere a población por debajo del umbral de extrema pobreza, pese a un ligero avance en los últimos años, al pasar de 394 millones en 2005 (52 %) a 386 millones en 2008 (47,5 %).

Mientras que la región Asia y Pacífico, encabezada por China, ha reducido casi a la mitad su porcentaje de extrema pobreza, de 27,6 % en 2002 a 14,3 % en 2008; al pasar de 523 millones a 284 millones.

El caso de China es sorprendente ya que ha recortado a la mitad el número de personas en extrema pobreza de 2002 a 2008, de 363 millones (28 %) a 173 millones (13 %). Pekín también registra una notable reducción en la población que vive con menos de 2 dólares, al pasar de 654 millones (51 %) en 2002 a 394 (29,8 %) millones en 2008. Por su parte, Latinoamérica y el Caribe también han registrado notables avances con 36,8 millones (un 6,5 %) en extrema pobreza en 2008, frente a los 62,7 millones (un 12 %) en 2002.

La región latinoamericana, asimismo, ha reducido el nivel de población en el siguiente escalón, por debajo de 2 dólares al día, al pasar de 117 millones (22 %) en 2002 a 70,5 (12 %) millones en 2008.

El organismo multilateral trabaja ahora con datos más recientes, que abarcan hasta 2010 y que divulgará próximamente, pero indicó que pese a que las recientes crisis financiera, energética y de alimentos han tenido agudos efectos negativos sobre los países más vulnerables las conclusiones preliminares mantienen la tendencia a la baja en los niveles de pobreza extrema.

Por último, Jaime Saavedra, director del Grupo de Reducción de la Pobreza del BM llamó a redoblar los esfuerzos en educación, salud, infraestructura y empleo.

"Tener un 22 % de la población mundial todavía viviendo con menos de 1,25 dólares al día y a un 43 % con menos de 2 dólares, es intolerable", afirmó.


EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?