Dinero.com Revista Dinero

| 11/12/2012 5:00:00 PM

Eurozona: la crisis continúa

A pesar de la aparente recuperación de los mercados financieros, la situación en la eurozona no deja de ser preocupante. Todavía es incierto el futuro económico de España, Italia y otros países del euro.

El pánico que dominaba a los mercados financieros parece haber mermado, al menos por ahora, pero la crisis de la eurozona aún no está superada.

“Estamos en medio de una crisis de endeudamiento estatal y de una recesión mundial”, dijo el ex canciller alemán Helmut Schmidt, considerado uno de los políticos más lúcidos de Alemania, durante el foro de economía organizado por el periódico Die Zeit, en Hamburgo.

También el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, estimó que la aparente tranquilidad reinante en los mercados es sumamente frágil, y manifestó que no se imagina cómo hará la eurozona para tomar una decisión en cuanto a Grecia esta semana, al comienzo de la cual ya los ministros de Finanzas de la Unión Europea se vuelven a reunir para discutir sobre nuevas ayudas para el país heleno.

Al MEDE no le faltan clientes

A pesar del nebuloso panorama, lo que sí queda claro que España está en problemas. Se espera que dentro de algunas semanas reciba un crédito del MEDE a fin de sanear su banca. “España será el primer cliente”, dice Klaus Regling, que presidió el fondo provisorio FEEF (Fondo Europeo de Estabilidad Financiera), y ahora está al frente del MEDE, el mecanismo permanente de ayuda financiera de la UE. Pero el país ibérico no es el único candidato en lista de espera. Ya se está negociando con Chipre, y se calcula también que habrá que ayudar a Eslovenia. Además, aún no se sabe cuánto tiempo más soportará España la crisis, ni tampoco si Italia acabará tambaleándose con el próximo cimbronazo.

Al mal tiempo, buena cara

Sin embargo, los mercados no reflejan la gravedad de la situación, y eso tiene que ver con las medidas tomadas tanto por los Gobiernos como por el Banco Central Europeo, opina Karsten Schröder, director del hedge fund Amplitude Capital. Las inyecciones de capital pusieron a los inversores bajo presión, lo que hizo posible un ligero repunte en las bolsas, a pesar de que los datos económicos de algunos países de la zona euro no lo justifiquen. “En principio, la realidad es más grave de lo que se observa en los mercados”, dice Schröder.

El ex canciller Schmidt también alabó las firmes intervenciones del presidente del BCE, Mario Draghi, así como la de su antecesor, Jean Claude Trichet.

Además, Helmut Schmidt subrayó la seriedad del momento en el contexto de la crisis europea: “Estamos en los albores de una posible revolución en Europa”, dijo. Pero no aclaró el rumbo que podría tomar esa revolución.

Desconfianza de inversores, ¿justificada?

Según encuestas, un 76 por ciento de los alemanes piensa que los políticos no tienen la situación bajo control, algo que el presidente del MEDE, Klaus Regling, atribuye en parte a la manera de informar de la prensa. Desde el comienzo de la crisis, dice Regling, se han tomado amplias medidas para contrarrestar la crisis: “En Grecia se recortaron los ingresos y las jubilaciones entre un 40 y un 50 por ciento en los últimos dos años, y en Irlanda, entre un 20 y un 30 por ciento”, gracias a lo cual mejoró notablemente la competitividad de ambos países. Asimismo, disminuyeron los déficits en sus balanzas de pagos.

Pero queda abierta la cuestión acerca del porqué de la desconfianza de los inversores internacionales en la eurozona. Para Karsten Schröder está claro que la clase política no puede someterse al dictado de los mercados, pero “tampoco se le puede pedir a un inversor que coloque su dinero en un país del cual se supone que no es capaz de manejar ordenadamente su propia economía”.

Temor por el fin de la unidad monetaria

Para la supervivencia de la eurozona es fundamental que ésta logre actuar en conjunto y siga sindo competitiva a nivel internacional. Wolfgang Schäuble opina que los países del sur europeo se ven obligados a hacer más esfuerzos que Alemania, y que han hecho avances: “Entre tanto, los costos salariales unitarios se encuentran claramente a la baja en España, Irlanda y Grecia. En Alemania están subiendo moderadamente”, remarcó el ministro alemán de Finanzas. El ex canciller alemán Helmut Schmidt, por su parte, sostiene que, para impulsar la coyuntura, los alemanes deberían gastar más dinero y no trabajar tan duro para ayudar así a los demás países de la zona euro a recuperarse. 

En cuanto al temor de que se derrumbe la unión monetaria europea, los expertos consideran que no se trata de un panorama realista. Thomas Straubhaar, por ejemplo, dijo durante el foro en Hamburgo que “en Europa no hay ni un solo partido que se pueda tomar en serio que esté a favor de acabar con el euro”.
                                                                                                                  
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×