| 1/30/2012 5:47:00 PM

Europa firma tratado para frenar gasto excesivo

Todos los países de la Unión Europea, excepto Gran Bretaña y la República Checa, firmaron el lunes un nuevo tratado diseñado para detener el gasto excesivo de la eurozona y poner fin a la agobiante crisis de deuda soberana del bloque, a la vez que se comprometen a estimular el crecimiento en toda la región.

El nuevo pacto fiscal, acordado en una reunión de líderes europeos en Bruselas, incluye estrictos frenos de deuda y dificulta la posibilidad de que los pecadores del déficit evadan sanciones.

La eurozona espera que el endurecimiento de reglas convenza a los inversionistas de que todos los países podrán controlar sus deudas y restaure la confianza en el euro.

"Tenemos una mayoría de 25 que se integrarán en este momento al pacto fiscal", dijo el primer ministro sueco Fredrik Reinfeldt.

Si bien las nuevas reglas sólo se aplicarán para las 17 naciones de la eurozona, el conjunto de Estados que manejan en euro esperaban obtener mayor apoyo de otros países del bloque, en espera de que el acuerdo eventualmente fuera incorporado al tratado principal de la UE.

Gran Bretaña de antemano había señalado en diciembre que no aceptaría el nuevo acuerdo. Reinfeldt indicó que la República Checa no lo firmó debido a problemas del procedimiento parlamentario.

La cumbre también prometió impulsar el crecimiento económico y crear empleos necesitados urgentemente en la región, a sabiendas de que el haberse enfocado exclusivamente en la austeridad ha generado dolorosos efectos secundarios.

Empero, el tema dominante en la reunión de los 27 líderes de la UE era Grecia.

Atenas y sus tenedores de bonos parecen a punto de llegar a un acuerdo para reducir considerablemente la deuda soberana helena y poder recibir un segundo plan de rescate de 130.000 millones de euros (170.000 millones de dólares).

Los negociadores de los acreedores privados de Grecia dijeron el sábado que un acuerdo para reducir su deuda soberana podría ser finalizado la próxima semana, evitando su bancarrota.

Empero, las autoridades europeas temen que incluso esa ayuda sea insuficiente para arreglar la situación financiera de Grecia y algunos culpan a Atenas por retrasarse en la ejecución de sus medidas de austeridad.

Las autoridades alemanas propusieron el fin de semana que Atenas ceda temporalmente su control fiscal y presupuestario al comisionado de presupuestos de la eurozona antes de recibir nuevas asistencias.

La idea fue rechazada inmediatamente, tanto por la Comisión Europea como por el gobierno griego, hasta el punto de que fue descartada por la canciller alemana Angela Merkel a su llegada a Bruselas.

La canciller agregó que Europa debe respaldar a Grecia en las prometidas medidas de austeridad y reformas, "aunque toda esa buena voluntad sólo sirve si Grecia y el resto de los estados la analizan juntos".

El primer ministro de Luxemburgo Jean-Claude Juncker dijo a los reporteros que Grecia no puede ser culpada solamente por este problema.

"Me opongo firmemente a la idea de imponer al comisionado de la deuda solamente a Grecia, algo que no es aceptable" ni para Atenas ni para el resto de Europa, dijo Juncker.

Las negociaciones con Grecia no solucionarán el débil panorama de crecimiento económico que ofrece Europa, especialmente ante las medidas de austeridad para controlar la deuda soberana.

Uno de los temas dominantes será el desempleo, que en España es casi del 23% a nivel general y de casi del 50% entre los menores de 25 años, con más de cinco millones de parados en total.


AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?