| 11/23/2015 12:05:00 AM

¿Por qué el poder de los datos transformará el mundo que conocíamos?

El análisis de los datos ha evolucionado notablemente en los últimos años por cuenta de las nuevas tecnologías, que han facilitado la forma en la que los seres humanos pueden aprovechar la información que les brinda el mundo para mejorar su entorno.

No hace mucho, por ejemplo, “la recopilación de datos requería observar patrones meteorológicos durante cientos de años para discernir los ciclos de precipitaciones (…) ahora son generados por sensores que se encuentran en millones de dispositivos, máquinas, vehículos e, incluso, las luces de la calle”.

Así lo explica el informe ¿Por qué son tan importantes los datos? de la organización internacional BSA (The Software Alliance), en el que además se afirma que el flujo de información que se produce en el siglo XXI “está mejorando nuestras vidas de diversas maneras”. 

En Canadá, por ejemplo, un grupo de investigadores analizó más de 1.000 datos por segundo para demostrar que los bebés prematuros con “signos vitales extrañamente estables” registraban cuadros de fiebre serios al día siguiente, describió BSA, y agregó que ese descubrimiento permitió “salvar vidas”.

El poder de la analítica también se refleja en la eficiencia para predecir las crisis climáticas, optimizar la productividad de los cultivos agrícolas, diseñar edificios de bajo consumo energético y en el rendimiento de los vuelos, al “disminuir la turbulencia, mejorar la seguridad e identificar defectos en los motores 2.000 veces más rápido que antes”, agrega el estudio.

Otra de las áreas que se ha visto impactada por el análisis de los datos es la movilidad. Tal es el caso de Estocolmo (Suecia), en donde el Gobierno y la compañía estadounidense IBM instalaron 1.600 sistemas de GPS en taxis con el objetivo de recolectar información del tráfico y tomar decisiones. 

Al finalizar el experimento los resultados no podían ser mejores. El flujo de vehículos disminuyó en 20%, el tiempo de los recorridos en un 50% y la cantidad de emisiones de gases contaminantes en 10%. 

Este es uno de los ejemplos del uso eficiente de los datos, una herramienta que tiene valor “en la medida en la son comprensibles”, ya de otra forma no “son más que un montón de observaciones aleatorias”, precisa la investigación. 

El mundo afronta un verdadero tsunami de datos 

Uno de los datos más interesantes que arroja la investigación es la gran proporción de datos que se producen en la actualidad. De hecho, se calcula que el 90% del total de la información disponible en todo el mundo se ha producido únicamente en los últimos dos años (2014-2015). 

En la actualidad, según el análisis, se generan al menos 2,5 cuatrillones de bytes al día. El año pasado el mundo produjo un flujo de información digital tan alto como hacer “un pila de DVD que vaya desde la Tierra a la Luna y vuelva”.

Sin embargo, este índice podría incrementarse significativamente cuando el internet de las cosas (IOT, por sus siglas en inglés) cobre fuerza. Este tipo de tecnología permitirá que cualquier dispositivo electrónico este interconectado para hacer más eficientes los procesos de la vida diaria de los seres humanos. 

Para el 2020 se estima que más de 50.000 de estos artefactos estarán dotados de poderosos sensores. Es así que los seres humanos contarán con un sexto sentido que les permitirá conocer más sobre el mundo e incluso los acontecimientos futuros. 

BSA calcula que gracias a ese tipo de herramientas el volumen de datos en las empresas se está duplicando en un período de 1,2 dos años a nivel global. Precisamente, “el 90% de los líderes de negocios citan a los datos como uno de los recursos clave y un factor distintivo fundamental para los negocios”.

Se estima, por ejemplo, que el sector financiero genera entre 4 y 5 terabytes de datos por día, los cuales se utilizan para analizar en tiempo real el comportamiento del mercado. Este indicador es relevante en la medida en la que las actividades económicas que han innovado con el uso de datos perciben un aumento de sus productividad hasta en un 6%. 

Puede parecer poco pero según lo explica el director ejecutivo de General Electric, Jeff Immelt: “Dile a un hombre del sector petrolero que puedes usar un software para ahorrarle un uno por ciento en algo y será tu amigo toda la vida”. 

En el caso del sector aeronáutico una mejora de la productividad en 1% (gracias a los datos) significaría un ahorro de hasta $US30.000 millones a escala mundial en un período de 15 años. Mientras que los edificios inteligentes le ayudarían a reducir US$25.000 al año a las empresas por concepto de costos energéticos, concluye BSA.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?