| 5/17/2011 12:00:00 PM

Estrella Pop, nuevo Presidente de Haití

Michel Martelly, más conocido como “Sweet Micky”, juró como nuevo presidente de Haití. Miles de espectadores se reunieron en las calles de Puerto Príncipe para celebrar el ascenso del nuevo Mandatario, que a difrencia de la mayoria de la región, no tiene experiencia en cargos públicos.

Hasta hace pocos días, Michel Joseph Martelly era conocido por ser uno de los más célebres artistas, compositores y empresarios de Haití.

“Sweet Micky”, como es conocido el nuevo Mandatario en el mundo del entretenimiento, puso a bailar desde  1988 a los haitianos con éxitos musicales como Ou la la y Woule Woule.

El estilo musical de Martelly se caracterizaba por ser una fusión de música de compás con ritmos alternativos, tales como Jazz y Bossa Nova.

Disfraces, pelucas y faldas escocesas hacían parte del vestuario del ahora Presidente en sus tiempos de gloria musical.  

En la década de los noventa, el club nocturno “Garage”, fundado por Martelly, era uno de los lugares más frecuentados en Puerto Príncipe. Los militares eran los principales asistentes.

Cambio de rumbo
Sin embargo, la vida de este carismático haitiano cambió radicalmente cuando, en julio del 2010, decidió abandonar los escenarios y la vida nocturna para recorrer las zonas más afectadas de su país.

Con la promesa de reformar la agricultura y optimizar la ayuda humanitaria, Martelly inició la contienda electoral.

Su principal rival, la ex primera dama Miralende Manigat, también dio mucho de qué hablar, pues a sus 70 años, esta mujer prefiere estar en medio de apasionados debates televisivos que en la tranquilidad de su hogar.

Con un 67% de los votos, el pasado 20 de marzo Martelly fue proclamado Presidente electo de Haití.

Sin lugar a dudas, el apoyo del célebre cantante de Hip-Hop, Wyclef Jean, fue una gran ayuda para Martelly. En su página de Twitter, Jean celebró la decisión de su país natal: “Hoy comienza un nuevo Haití. Amor para Haití” afirmó el cantante el pasado 5 de abril.

Aún cuando es la primera vez que Martelly asumirá un cargo público y no tiene experiencia alguna en política, desde hace algunos años el célebre cantante había mostrado un buen corazón y la fuerte convicción de ayudar a su país.

Junto con su esposa Sofía, el entonces cantante “Sweet Micky” inauguró en 1997 la Fundación Rosa y Blanco, cuyo principal objetivo es prevenir la propagación del VIH y ayudar a los sectores más vulnerables de la población haitiana.

Paralelamente, Martelly inició nuevas amistades. Varios diplomáticos de Estados Unidos hacían parte de su círculo más cercano, así como el ex presidente René Préval, quien el pasado sábado le impuso la banda presidencial.

Sin embargo, una amistad que no gusta mucho es la del nuevo Mandatario con el ex presidente Jean Claude Duvalier, más conocido como “Baby Doc”, quien fue el último Mandatario en Haití en asumir el poder por conexiones hereditarias antes del inicio del régimen militar que lo derrocó en 1986.

Programa de Gobierno
Durante el discurso de posesión, Martelly se comprometió a reconstruir el país tras el devastador terremoto de enero de 2010. "Este es un nuevo Haití, abierto a los negocios", manifestó el nuevo Presidente a la multitud que lo aclamaba.

La modernización de la cúpula militar y el desarrollo de las zonas rurales más afligidas del país serán otras de las grandes prioridades del célebre mandatario.


Martelly prometió fortalecer el poder judicial y la policía nacional  para que todos sus compatriotas se sientan seguros y la economía haitiana se vuelva más atractiva para los inversionistas extranjeros.  

Aún cuando miles de personas aclamaron al nuevo líder, Michel Martelly tendrá que demostrar que tiene la capacidad de dirigir un país  que no sólo intenta resurgir después del terremoto sino que enfrenta una fuerte epidemia de cólera, un sangriento pasado de violencia política y una economía en ruinas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?