| 2/14/2014 12:00:00 PM

A subasta estampilla más famosa del mundo

Un raro ejemplar emitido en la Guyana Británica en 1856, saldrá a la venta en junio en Nueva York en una subasta en la que se espera un récord mundial de hasta 20 millones de dólares, anunció Sotheby's.

"Ningún sello postal es más raro que el único ejemplar sobreviviente de la Magenta de un centavo de la Guyana Británica, una emisión única y modesta de un penique de 1856, y ningún sello postal es más valioso: cada una de las tres veces que salió a subasta, estableció un nuevo récord", afirmó Sotheby's en un comunicado.

El remate de la estampilla, que ha sido vista en público por última vez en 1986, tendrá lugar el 17 de junio en Nueva York, señaló la tradicional casa de remates, que la ha valuado "entre 10 y 20 millones de dólares".

El récord mundial para una estampilla lo tiene la "Tre Skiling", un sello postal sueco emitido en 1855 y vendido en 1996 por unos 2,2 millones de dólares.

La Magenta de un centavo está en manos de los herederos del estadounidense John du Pont, quien la compró en 1980 por un precio récord por aquel entonces de 935.000 dólares.

Emitido por la oficina de correos en la capital de la Guyana británica, actualmente Guyana, el ejemplar no tiene ninguna perforación y está impreso en negro sobre papel magenta, con la imagen de un buque y el lema de la colonia "Damus Petimus Que vicissim" (Dar y esperar a cambio).

Parte de la leyenda del sello proviene de su historia, ya que fue "redescubierta" en 1873 por un niño escocés de 12 años que vivía en Demerara, un pueblo de Guyana.

Como no existía en los catálogos, fue vendida en principio por un monto modesto, antes de que los coleccionistas se percataran de su valor único.

Como parte de la campaña previa al remate, el sello postal será exhibido en Londres y Hong Kong antes de regresar a Estados Unidos, indicó Sotheby's.


Afp/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?