| 8/12/2012 10:30:00 AM

Especulación: “negocios a costa del hambre”

Deutsche Welle habló con Rafael Schneider de Welthungerhilfe sobre la especulación financiera con productos agrícolas y sus efectos a escala global: el aumento de precio de los alimentos y el agravamiento de la hambruna.

;
DW
Deutsche Welthungerhilfe es una organización no gubernamental sin fines de lucro ni ataduras confesionales que busca poner coto al hambre y la pobreza en países no industrializados, cooperando con sus comunidades para que desarrollen modelos de subsistencia sostenibles. Deutsche Welle habló sobre la especulación agraria y sus efectos con su director de proyectos, Rafael Schneider.

¿Hasta qué punto es responsable la especulación financiera con productos agrícolas de la hambruna que se padece en distintas partes del mundo?

Muchos especuladores están apostando a que las cosechas van a reducirse o a que la demanda va a aumentar y consiguen que los precios de los productos agrícolas aumenten. A su vez, la gran volatilidad de los precios conduce a que se incremente el precio de los cereales y granos, y a que buena parte de los habitantes de los países no industrializados no pueda comprar muchos de los alimentos que necesita.
Es un hecho que las sequías de este año han arruinado las cosechas en grandes países exportadores de productos agrícolas, como Estados Unidos y Rusia.


¿No juega ese factor un papel más importante en lo que a la hambruna mundial se refiere?

Por supuesto que sí. Pero, según nuestros cálculos, alrededor del 15 por ciento de los aumentos en el precio de los productos alimentarios fueron generados por la especulación. Y la población de los países no industrializados –a la que se le va entre el 50 y el 70 por ciento de sus ingresos en la adquisición de alimentos– tiene problemas para comprar artículos de primera necesidad debido a la volatilidad de los precios en el mercado.


¿No sería más efectivo persuadir a los Gobiernos de los países más pobres a implementar reformas agrarias y modernizar su agricultura?

Eso ayudaría más a los granjeros pequeños que instar a los bancos a no especular con productos agrícolas…
Hay que fortalecer la agricultura y el sector agrario en los países no industrializados para que sean más independientes de las importaciones. Pero eso sólo se consigue después de varios años, al final de un largo proceso. Poner coto a la especulación podría estabilizar los precios de la noche a la mañana, mejorando rápidamente la situación de los países en vías de industrialización.


¿De qué sirve que el Commerzbank deje de especular con productos agrícolas?


Es una señal importante que el banco está enviándole a la clase política para que se decida de una buena vez a regular la especulación agraria. El banco está demostrando que no quiere seguir haciendo negocios a costa de la gente que tiene hambre y vive en estado de pobreza extrema. El riesgo de que esa forma de especulación tenga consecuencias graves es sencillamente demasiado grande. Ojalá que otras empresas del sector imiten su ejemplo.                                                                
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?