Dinero.com Revista Dinero

España, en recesión desde finales de 2011, creó gran preocupación en los mercados en 2012, que con las estratosféricas tasas exigidas para financiar su deuda la colocaron al borde de un rescate europeo. Esta ayuda se limitó finalmente al sector bancario, que recibió un préstamo de 41.300 millones de euros para reestructurarse.

| 6/19/2013 4:52:00 PM

A los españoles les queda poco

El Fondo Monetario Internacional (FMI) consideró que la contracción económica en España "podría terminar pronto" aunque se mostró inquieto por el desempleo "inaceptablemente alto" del país.

"Aunque hay signos de que la contracción de la economía podría terminar pronto, las perspectivas siguen siendo difíciles", señaló el FMI en su informe sobre la cuarta economía de la zona euro, alertando de que "el desempleo se mantiene inaceptablemente alto", lo que "requiere actuaciones urgentes para generar crecimiento y empleo, tanto por parte de España como de Europa".

"El desempleo ha alcanzado el 27% y la economía se ha contraído durante siete trimestres, lastrada por el desapalancamiento del sector privado, la consolidación fiscal y las rigideces del mercado laboral", reveló el organismo internacional, que prevé una vuelta al crecimiento durante 2013. "En nuestro escenario central, esperamos que el crecimiento empiece a ser positivo más adelante en el año y que se recupere gradualmente hasta el entorno del uno por ciento en el medio plazo", escribió el FMI, aunque advierte que esto irá acompañado de "mejoras limitadas en términos de empleo".

"Históricamente, España nunca ha creado trabajo con un crecimiento inferior al 1,5%", recordó en una conferencia de prensa en Madrid James Daniel, jefe de la misión del FMI en el país: "hace falta un crecimiento más fuerte o más favorable al empleo".

España, en recesión desde finales de 2011, creó gran preocupación en los mercados en 2012, que con las estratosféricas tasas exigidas para financiar su deuda la colocaron al borde de un rescate europeo. Esta ayuda se limitó finalmente al sector bancario, que recibió un préstamo de 41.300 millones de euros para reestructurarse.

El resultado, según Daniel, es que "el sistema bancario es mucho más sólido que hace un año". Pero "el crédito está contrayéndose de forma pronunciada y los tipos de interés de los préstamos siguen siendo demasiado elevados", advierte el organismo. "Los bancos deberían seguir reforzando sus balances para poder dar crédito", sugirió Daniel.

Un año después del rescate bancario, el gobierno conservador de Mariano Rajoy, en el poder desde finales de 2011, multiplica los mensajes optimistas.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, afirmó el martes que la economía española "está dejando atrás la recesión". El día anterior, su homólogo de Hacienda, Cristóbal Montoro, había asegurado que el país estaba "saliendo de la crisis" especialmente gracias al saneamiento de las cuentas públicas. "Creo que la economía española, y así se reconoce por parte de los organismos internacionales, ha hecho un esfuerzo enorme de corrección de los desequilibrios" con un programa de austeridad sin precedentes en el país, señaló el martes De Guindos. "El fuerte progreso de las reformas está ayudando a estabilizar la economía, y los desequilibrios exterior y fiscal se están corrigiendo rápidamente", valoró el FMI en su informe.

"Constatamos una enorme mejora en cuanto a la política reformista respecto a cuando estuvimos aquí el año pasado", reconoció ante la prensa Ranjit Teja, director general del departamento de Europa del FMI, aunque señaló que "aun queda mucho por hacer".

"Las perspectivas exigen elevar el esfuerzo reformista", insiste el organismo en el texto.

"Las políticas del área euro deben ofrecer mucho más apoyo, pero España necesita cumplir con su programa anunciado, y de hecho ir más allá en algunas áreas", insta el organismo para el cual "el eje debería centrarse en una estrategia favorable al empleo que permita a la economía crecer y generar empleo".

Aun así, el FMI no da opción a España a renunciar al esfuerzo de rigor presupuestario con el que pretende reducir su déficit del 7% del PIB en 2012 al 5,5% en 2014: "el déficit permanece muy alto e insostenible", destacó Daniel.

En todo caso, "la consolidación fiscal debe aplicarse de manera gradual" para no frenar el crecimiento económico: "el ajuste debe ser tan suave como sea posible", dijo.


Afp/D.com
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×