| 11/25/2010 9:00:00 AM

España enfrenta presión en mercados, riesgo de rescate sigue

Ea nación europea reza para que la reestructuración de sus bancos más débiles, un presupuesto austero para el 2011 y los recortes del déficit le ayuden a evitar una crisis similar a la de Irlanda o Grecia, aunque una creciente presión del mercado pondrá a prueba su resolución.

Los diseñadores de política monetaria de la zona euro también mantienen cruzados sus dedos, ya que un pedido de ayuda externa por parte de la cuarta mayor economía de la región casi extinguiría las reservas de capital que el bloque y el FMI han destinado para contener crisis fiscales, colocando a la zona euro ante un débil futuro. Al igual que Portugal, España está luchando por demostrar que tiene más poder de resistencia que otras economías vulnerables de la zona euro, a medida que los inversionistas liquidan sus deudas por preocupaciones por un alto déficit -especialmente a nivel de gobiernos locales- y sobre bancos cargados con préstamos tóxicos de construcción.

El diferencial del rendimiento de los bonos soberanos españoles sobre los referenciales alemanes Bunds alcanzó esta semana un máximo histórico en la vida del euro y ha seguido subiendo, ignorando datos que mostraron que alzas impositivas y recortes de gastos han disminuido en un 50 por ciento el déficit del Gobierno central en lo que va del año. Pero una prima de riesgo a 250 puntos base sigue estando muy por debajo de la de Irlanda, que se disparó sobre 630 puntos base, y sólo cuatro de 50 analistas consultados por Reuters entre el lunes y el miércoles dijeron que creen que Madrid necesitará un rescate.

"Obviamente si las cosas se salen de control entonces sería una historia diferente, pero fundamentalmente España se ve mucho más fuerte que otros países periféricos y las necesidades de financiamiento para el próximo año no se ven tan altas", dijo un especialista de mercados sobre la deuda española en un banco en Londres.

El presupuesto de España contempla un recorte en emisión neta de deuda en el 2011 a 43.300 millones de euros desde 76.200 millones de euros este año. El Gobierno enfrenta unos 65.000 millones de euros en pagos de deuda el próximo año, incluyendo intereses, con el primer vencimiento importante el 30 de abril.

Rescate a España pondría presión sobre el Euro
Rescatar a Grecia, Irlanda e incluso a Portugal es una cosa, pero la economía y la deuda de España son mayores que las de esos tres países combinados, dijo Deutsche Bank. "Si los problemas se traspasan a España, el financiamiento que se ha destinado no será suficiente para cubrir sus necesidades de financiamiento y pondría en duda la existencia de la zona euro", dijo Marco Valli, economista jefe para la zona euro con Unicredit.

Un rescate orientado a suplir las necesidades de financiamiento de España por dos años y medio costaría 420.000 millones de euros, según estimaciones de Capital Economics, señalando que la Facilidad para la Estabilidad Financiera de Europa (EFSF, por su sigla en inglés) creada después de que Grecia se vio obligada a pedir un rescate en mayo, a duras penas tiene esa cantidad luego de ayudar a Atenas y Dublín. España no ha encontrado problemas para vender deuda, pero los crecientes costos de los préstamos amenazan con convertirse en una espiral insostenible, y funcionarios del Gobierno se han dedicado a insistir públicamente que las medidas de austeridad están funcionando.

Pero están dolorosamente conscientes de que hace sólo unos pocos meses antes, los profundos recortes de gasto de Irlanda eran mostrados como un modelo para las economías de la zona euro que luchan con sus deudas. "El Gobierno debe cambiar la percepción de la gente (...) Deben moverse con rapidez, como en el tema de reforma de pensiones, y profundizar la reforma laboral, y luego deben hacer un mejor trabajo para informar a la gente", dijo José Luis Martínez, economista de Citi.

Mucho trabajo ha sido hecho
A diferencia de Irlanda y Portugal, España tiene su presupuesto 2011 virtualmente asegurado y su deuda como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB) sería de un 60 por ciento este año, comparado con el 100 por ciento de Irlanda y el 145 por ciento de Grecia. El Gobierno también ha mostrado su disposición para hacer recortes, reduciendo proyectos de infraestructura y los salarios de los empleados públicos.

"España es el único país que ha logrado (recortar su déficit). En Irlanda el déficit está creciendo aún sin la ayuda bancaria. En Portugal la situación no ha mejorado en lo absoluto", dijo Jose Carlos Diez, economista de Intermoney en Madrid.

Los bancos de España también son más fuertes que los de Irlanda. El Gobierno suministró 15.000 millones de euros en líneas de crédito a bancos de ahorro y los obligó a fusionarse, y sólo un puñado de pequeñas cajas de ahorro no superaron las pruebas de tensión que se realizaron en toda Europa. "La fuente genuina de la vulnerabilidad de España yace en el ajuste del sector privado, que antes de que comenzara la recesión acumuló una deuda equivalente al 210 por ciento del PIB (...) el sector bancario lleva la carga del ajuste", escribió en un informe esta semana el economista del Deutsche Bank Gilles Moec.

Moec y otros expertos advierten que España no debería sobrerreaccionar a las presiones del mercado con más austeridad, que posiblemente regresaría su estancada economía a la recesión.

Un bajo crecimiento el próximo año haría más difícil para el Gobierno recortar el déficit al 6 por ciento del PIB, ya que ese objetivo se basa en lo que muchos ven como un pronóstico oficial excesivamente optimista de una expansión económica del 1,3 por ciento.


Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?