| 4/24/2012 3:00:00 PM

España buscará compensación justa para Repsol

España suavizó su discurso hacia Argentina en el contencioso por la expropiación de YPF a Repsol. Las presiones se dirigen ahora a conseguir que pague la indemnización que considera justa.

;
DW
El ministro de Industria, José Manuel Soria, aseguró que la intención del Ejecutivo de Mariano Rajoy es mantener "las mejores relaciones" con Argentina: Pero eso no impide defender los intereses de empresas españolas como Repsol, añadió en la Comisión de Industria del Congreso de los Diputados, en Madrid.

Repsol no es la única empresa española con inversiones en Argentina. El gobierno de Rajoy ya expresó el lunes por boca de un alto funcionario su confianza en que el gobierno argentino no tome represalias contra ellas en el marco de esta crisis, sobre todo después de que España haya decidido limitar la entrada de biodiesel argentino como respuesta a la expropiación a Repsol del 51% que controla de YPF.

Demandas de compensación


Algo más de una semana después de que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunciara esa medida, España ya no parece confiar en que Argentina vaya a dar marcha atrás en su decisión y centra sus esfuerzos en lograr que la petrolera española reciba la compensación que considera justa.

La empresa presidida por Antonio Brufau exige US$10.500 millones (unos 8.000 millones de euros) por la expropiación de su participación en YPF, un precio que el gobierno de Fernández de Kirchner se ha negado inicialmente a pagar.

El Ejecutivo de Rajoy, por boca de Soria, volvió este martes a acusar al gobierno argentino de haber implementado una estrategia con el objetivo de hacer caer las acciones de YPF en la Bolsa para facilitar así su expropiación. España, aseguró el ministro, acudirá a todos los foros internacionales para "lograr la justa compensación" para Repsol, que definió como una empresa estratégica para el país europeo.

Esperanza de diálogo

Pero también de la boca del ministro salió hoy la palabra "diálogo", una idea ya esbozada el lunes por el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo. "Seguimos diciendo que lo mejor que puede ocurrir es que lleguemos a una solución negociada a través del diálogo", dijo entonces el jefe de la diplomacia española en Luxemburgo. Allí propuso a sus homólogos europeos quejarse ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), acelerar el final de las ventajas arancelarias que Argentina tiene en la Unión Europea (UE) y hasta dejar a Buenos Aires fuera de las negociaciones entre el bloque y el Mercosur de cara a un acuerdo de asociación. Los partidos de la oposición expresaron hoy su respaldo al gobierno en ese objetivo, si bien algunos instaron a rebajar el tono "patriótico" y a no confundir los intereses de Repsol con los intereses nacionales.

Poco después de su comparecencia ante la Comisión de Industria del Congreso de los Diputados, Soria intervino en un foro económico en Madrid en el que recordó la ayuda que España prestó a Argentina durante la época del "corralito" y advirtió de que "las expropiaciones no son el camino" para lograr atraer inversiones internacionales.

Réplicas de Argentina a la UE

Entretanto, Buenos Aires reaccionó a la advertencia de la UE, según la cual el país "sufrirá durante mucho tiempo" las consecuencias de la decisión de tomar el control de la compañía de combustibles, afirmando que los efectos de la expropiación de la petrolera YPF se van a "gozar".

"Estamos convencidos de que seguramente las consecuencias de esta decisión se van a ver en las próximas generaciones, y van a ser absolutamente favorables para el desarrollo de la Argentina", dijo el ministro el ministro del Interior, Florencio Randazzo, en declaraciones a Radio 10.

El funcionario replicó así a las declaraciones del comisario de Comercio de la UE, Karel de Gucht, quien dijo que Argentina "sufrirá durante mucho tiempo las consecuencias en su propio desarrollo económico". En cambio, Randazzo sostuvo que los argentinos van "a gozar de las consecuencias de esta decisión", que "tiene que ver con este modelo virtuoso que devuelve el manejo de un recurso natural a manos del Estado". "No hay ningún país en el mundo que haya transferido el manejo de recursos como hidrocarburos a manos privadas", dijo el ministro, que indicó que Argentina "se sigue industrializando y necesita manejar un recurso estratégico como son los hidrocarburos".

"Argentina tomó una decisión soberana. Y acá hay un grupo de empresarios españoles que defienden intereses económicos, pero esta empresa no es del pueblo ni del Estado español", dijo. A su vez, Randazzo señaló que la española Repsol "es la empresa que más ramificaciones tiene -casi 45 empresas- radicadas en paraísos fiscales, así que no hay que escandalizarse, ni asustarse, ni hablar de falta de seguridad jurídica, porque es absolutamente falso". (dpa)
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?