| 11/3/2009 2:30:00 PM

Es muy pronto para ajustar política fiscal:FMI

El Fondo Monetario Internacional pronosticó el martes niveles más altos de deuda para las principales economías mundiales, pero recalcó que era demasiado pronto para empezar a disminuir el apoyo fiscal.

En un nuevo informe, el FMI dijo que se proyecta que la deuda de los gobiernos en las grandes economías alcance el 118% del Producto Interno Bruto (PIB) en el 2014.  Además, reveló que para estabilizar los niveles de deuda las tasas de interés a nivel global deberían incrementarse en hasta 2% . Sin embargo, considera que todavía no es hora de retirar el apoyo fiscal.

Gran parte de la deuda en el Grupo de los Siete ha aumentado, ya que los Gobiernos rescataron bancos y resucitaron economías, mientras que los ingresos fiscales han disminuido.

"El apoyo fiscal sigue siendo apropiado, sigue siendo extremadamente importante, porque aun si la economía global se está recuperando esa recuperación es aún muy frágil", dijo Carlo Cottarelli, director del Departamento de Asuntos Fiscales del FMI.

En el marco de una conferencia de prensa dijo que la política fiscal en las economías avanzadas probablemente seguiría siendo de apoyo durante el año próximo, pero que se espera que el endurecimiento fiscal empiece el 2010 en los países de mercados emergentes de más rápido crecimiento.

Cottarelli dijo que era importante que los Gobiernos diseñasen y comunicasen estrategias de salida creíbles para asegurar que el alza en la deuda pública no aumente el temor acerca de las políticas fiscales, lo que podría provocar un alza en las tasas de interés.

"Por esto es que consideramos que es importante que se hagan ajustes fiscales en el mediano plazo", comentó Cottarelli.

"Este no es el momento de ajustar la política fiscal, pero es tiempo de pensar cómo ajustar la política fiscal en el futuro si queremos evitar un incremento en las tasas de interés y sus temidos efectos, que reducirían el crecimiento potencial en el mediano plazo", dijo.

El FMI dijo que el déficit promedio proyectado para los miembros del Grupo de los 20 países industrializados y emergentes caería al 6,9% del PIB el próximo año, desde el 7,9 % del 2009.

Sin embargo, si se excluyen las pérdidas derivadas de las medidas de apoyo al sector financiero, los déficits crecerían en las economías avanzadas del G-20, añadió el FMI.

La entidad señaló que entre los países que debían implementar mayores ajustes fiscales para reducir sus niveles de deuda estaban el Reino Unido, Irlanda, España y Japón. Sólo Dinamarca, Corea del Sur, Noruega, Australia y Suecia requerirían medidas menores, en caso de hacerlo, para mantener su deuda en niveles seguros.

El FMI dijo que para bajar los niveles de deuda a niveles inferiores a 60% en las próximas dos décadas se requerirá elevar el balance primario estructural promedio en las economías avanzadas en ocho puntos porcentuales del PIB hasta el 2020 y mantenerlo allí por otros 10 años.

"Es un ajuste bastante considerable y es el promedio para las economías avanzadas", agregó Cottarelli.

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, un balance primario es el endeudamiento neto de un Gobierno o el crédito neto sin contar los repagos de intereses en los pasivos totales del Gobierno.

Para lograrlo, el FMI dijo que los países necesitarían reformas para bajar los costos de gasto en pensiones y salud, e incrementos fiscales de cerca de 3% del PIB en las principales naciones del G-20.

 

 

 

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?