| 6/15/2011 4:10:00 PM

Erupción volcánica cancela vuelos en África

En las últimas horas, varias aerolíneas se han visto obligadas a cancelar vuelos hacia Eritrea, Yibuti, Etiopía y Sudán debido a la erupción del volcán Nabro en Eritrea.

Al igual que ocurrió en la región austral de América, donde miles de pasajeros se vieron afectados por la erupción del volcán Puyehue (Chile), los fenómenos naturales están perjudicando la actividad aérea en buena parte del continente africano.

Esta vez se trata del volcán Nabro, ubicado en Eritrea, el cual inició una fuerte erupción el domingo 12 de junio. La actividad estuvo precedida por varios sismos de poca magnitud, siendo el más fuerte de éstos un movimiento de 5.7 grados en la escala de Richter.

Las cenizas, que alcanzaron los 13 kilómetros de altura, han llegado hasta el sur de Egipto, y se espera que sigan avanzando hasta Arabia Saudita. 

Lufthansa, Aerolíneas de Egipto y Aerolíneas de Etiopía cancelaron varios vuelos con destino hacia el este de África, afectando así a miles de viajeros.

Sin embargo, hace pocas horas Aerolíneas Emiratos Árabes volvió a operar en la zona afectada.

"Por la reducción del nivel de cenizas volcánicas del volcán Nabro los vuelos, para y de África están en funcionamiento según su horario", aseguró la aerolínea en un comunicado de prensa.

Entre las principales afectadas por la erupción volcánica se encuentra Hillary Clinton, Secretaria de Estado de Estados Unidos, quien se vio obligada a acortar su visita a Addis Abeba (Etiopía) por el inminente cierre de la terminal aérea de dicha ciudad.

Ubicado en el noreste de África, el volcán Nabro mide 2.218 metros, siendo así la más alta depresión en el norte de Etiopía y Eritrea.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?