| 7/31/2014 12:00:00 PM

¿Está Argentina o no en default?

Ellos dicen que no entró en default, agencias de rating han clasificado al país en “default selectivo”, periódicos y comentarios hablan de cesación de pagos. ¿Está o no Argentina en default?

Ya lo dijo Cristina Fernández de Kirchner el martes que Argentina no entraba en default. “Default es cuando alguien no paga y Argentina pagó”. Lo mismo afirmó Axel Kicillof, el ministro de Economía argentino, inmediatamente después de haber fracaso las negociaciones: “La actual situación no está en los contratos como condiciones de un default. Es una situación inédita e insólita". Jorge Capitanich, el jefe de gabinete argentino, subrayó por su parte: "Decir que estamos en default es una patraña absurda".

La agencia de rating Standard & Poor's, sin embargo, calificó ya el miércoles a Argentina como país en “default selectivo”. Se espera que otras dos importantes agencias, Fitch y Moody's lo hagan también en las próximas horas. “Default selectivo” es un término creado por la agencia Standard & Poor's para describir la situación de los países que no pagan a su vencimiento ciertos bonos, créditos u otras deudas, pero que sí cumplen con otras obligaciones financieras contraídas. La agencia Fitch lo llama “default restringido”.

Un default restringido
En el caso de Argentina, el default se halla restringido efectivamente a los pagos correspondientes a los bonos reestructurados que vencían el 30.06.2014. Como tenían 30 días de gracia, el pago debía efectuarse a más tardar el 30.07.2014. Argentina giró efectivamente el jueves 26 de junio 539 millones de dólares a una cuenta del Bank of New York Mellon en el Banco Central Argentino para pagarles a los bonistas de las reestructuraciones de 2005 y 2010.

El pago a los bonistas, sin embargo, no se concretó, porque el juez de Nueva York Thomas Griesa había dispuesto que si Argentina no les pagaba a los fondos buitre tampoco podía pagarles al resto de los bonistas.

Hoy, el Bank of New York Mellon emitió una circular en la que dice que “conservará los fondos en sus cuentas del Banco Central” y que “los fondos están sujetos a una orden de la Corte; la naturaleza y la fecha de una futura orden de la Corte respecto de los fondos aún no se conocen".

La “cláusula cross over”
El problema ahora es que la cesación de pago de facto a los bonistas que aceptaron la reestructuración desataría una “cláusula cross over”, por la cual en ese caso, bajo determinadas condiciones, los acreedores podrían reclamar de inmediato el pago de todo el capital. Se trata de unos 29.000 millones de dólares, lo que se corresponde aproximadamente con el total de reservas de divisas de Argentina.

En resumen: Argentina se halla actualmente en “default selectivo”, pero no en default a secas. Si las negociaciones que se llevan a cabo actualmente entre bancos privados y los fondos buitre para que los primeros compren los bonos objeto de la disputa, Argentina no llegaría a la cesación completa de pagos, sino que solo se trataría de un “default selectivo” por poco tiempo.


***

¿Qué es un default técnico y qué lo diferencia de un default a secas?
En el ámbito financiero, un default es la omisión de cumplir con obligaciones de pago derivadas de un préstamo. Cuando un país no paga los intereses o el principal de bonos del tesoro, se dice que “entró en default”.

Un default puede deberse a dos causas. Una es que el país esté sobreendeudado y simplemente no cuente con los fondos necesarios para hacer frente a las obligaciones en un momento dado. También puede ser, sin embargo, que un país esté en condiciones de pagar una deuda, pero no pueda por motivos técnicos.

Hace tres años, Estados Unidos estuvo amenazado por un “default técnico” al no querer aprobar el Congreso un aumento del límite de la deuda pública. El Estado estaba en condiciones de pagar a sus acreedores, emitiendo bonos. La negativa del Congreso a no elevar el límite máximo de las obligaciones públicas hizo que el Estado no lo pudiera hacer, lo que lo llevó al borde del “default técnico”. Finalmente el Congreso se avino a aumentar el límite y el “default técnico” no se produjo.

En el caso actual de Argentina, el Estado está en condiciones de pagarle los montos acordados a los bonistas que habían entrado en el canje con quitas de hasta el 70 por ciento. Incluso depositó los fondos correspondientes en los bancos encargados de realizar las transferencias a los bonistas. El juez Thomas Griesa, sin embargo, dispuso que si Argentina no pagaba lo reclamado por los fondos buitre, tampoco podía pagar al resto de los bonistas. Para hacerlo efectivo dispuso el bloqueo de los fondos depositados por Argentina en los respectivos bancos.

De esa forma, si Argentina no llega a un acuerdo de pago con los fondos buitre, los bonistas que entraron en el acuerdo tampoco recibirán los pagos vencidos. Argentina habrá entrado entonces en “default técnico”.


DW/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?