Dinero.com Revista Dinero

La demanda de electricidad en Panamá alcanza los 1.400 megawatts al día, en un país cuya producción de energía procede en un 28% de hidroeléctricas, un 31% de búnker, 23% de diésel, 10% de carbón, 4% de autogeneración y un 2% de importación.

| 5/9/2013 6:00:00 PM

En Panamá la energía se complica

La crisis energética que vive Panamá tendía a agravarse ante la peor sequía en 15 años y sin buenos resultados de las medidas de ahorro tomadas por el gobierno, que el lunes podría iniciar con racionamientos.

"Es muy probable que el lunes vayamos a comenzar a recortar el suministro eléctrico" en caso de que no baje la demanda de energía o no llueva el fin de semana, aseguró en rueda de prensa el ministro de la Presidencia, Roberto Henríquez.

Reconoció que, de ser necesario, los cortes tendrán "afectaciones económicas", a pesar de que se plantea hacerlos por sectores y por algunas horas cada vez.

Poco antes, Henríquez anunció la prohibición del uso de aires acondicionados tanto en el sector público como en el privado, con la meta de ahorrar 200 megas adicionales a los 300 que ya se había logrado ahorrar al ordenar el martes el cierre por tres días de escuelas y el recorte del horario de funcionarios públicos.

También se ordenó el cierre de negocios a partir de las 22H00 de lunes a jueves, en un país donde el turismo es una de las tres principales fuentes de ingresos.

La ausencia de lluvias ha provocado que los principales embalses del país, Bayano y Fortuna, estén en niveles mínimos, sin poder emitir agua suficiente a las hidroeléctricas, imposibilitadas de generar la energía necesaria para atender la demanda diaria en el país.

La crisis afecta incluso al Canal de Panamá, que adoptó medidas sobre el uso del agua en sus operaciones, como pasar dos barcos a la vez por las esclusas -cada vez que una embarcación pasa por ellas se vierten millones de metros cúbicos- y la suspensión de la asistencia hidráulica a los buques para desplazarlos con mayor rapidez.

Aunque la Autoridad del Canal de Panamá aseguró que "no hay restricción en el tránsito de buques" hasta el momento, se realiza un seguimiento de la situación meteorológica "para poder tomar las medidas correspondientes de manera oportuna", según un comunicado.

"Si no hacemos lo que estamos pidiendo y no llueve en el fin de semana, nos estaremos acercando más a los cortes", insistió Henríquez.

El presidente panameño, Ricardo Martinelli, reiteró este jueves el llamado a seguir las medidas de ahorro energético "para no llegar a medidas más drásticas", y criticó que algunos empresarios hayan visto las disposiciones "como un relajo" porque no las han cumplido en sus negocios.

"No hay visos que vaya a llover", lamentó Martinelli en TVN.

La sequía, la peor en quince años según algunos expertos, también afecta al campo, donde han muerto más de 200 reses y las pérdidas superan los 200.000 dólares, motivando un estado de emergencia para cuatro provincias del país. 
Muchos comercios optaron por adquirir plantas eléctricas, mientras que otros cerraron por la noche o ignoraron las medidas.

Según las autoridades, gracias a las medidas el consumo eléctrico se habría reducido 15%, pero se necesita ahorrar mucho más. "Eso es muy positivo, además los embalses están recibiendo pequeños aumentos (...) aunque la situación sigue siendo crítica y seguimos estando en alerta", dijo a la AFP Berta Burgos, vocera de la Secretaría de Energía.

La demanda de electricidad en Panamá alcanza los 1.400 megawatts al día, en un país cuya producción de energía procede en un 28% de hidroeléctricas, un 31% de búnker, 23% de diésel, 10% de carbón, 4% de autogeneración y un 2% de importación.

El mayor consumidor es el sector comercial (46%), seguido de los hogares (36%) y el sector gubernamental (12%).


Afp/D.com

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×