| 8/22/2012 6:00:00 PM

En Estados Unidos aprietan a las mineras

Como debería suceder en Colombia, la Securities and Exchange Commission les exigirá mayor transparencia, sobre todo a las que utilicen "minerales conflictivos" procedentes de la República Democrática del Congo.

La Comisión de Valores de EE.UU. (SEC) aprobó nuevas medidas para promover la transparencia de las compañías que trabajen en el sector de extracción de recursos naturales y que utilicen "minerales conflictivos" procedentes de la República Democrática del Congo.

La nueva normativa, que forma parte de la ley Dodd-Frank de reforma del sistema financiero, cita entre estos minerales el oro, el tungsteno y el tantalio, utilizado en las industrias de la telefonía móvil, informática y electrónica.

La provisión de "minerales conflictivos" requiere que las compañías examinen las cadenas de suministro para determinar si sus productos incluyen minerales procedentes de la República Democrática del Congo o países limítrofes.

También se aplicará una exigencia similar a las empresas que se dediquen al procesamiento y extracción de petróleo, gas natural y minerales, que deberán publicar todos sus pagos realizados a EE.UU. o Gobiernos extranjeros por sus actividades.

"Estoy complacida de que la Comisión haya finalizado este desafiante proyecto de una manera concienzuda", explicó Mary Schapiro, presidente de la SEC, en nota de prensa.

Estas nuevas exigencias, aprobadas por 3 votos a 2, se aplicarán a partir de 2013.


La SEC establece como umbral a partir del cual es obligatorio revelar estos pagos los 100.000 dólares y exige el cumplimiento de la normativa a todas las empresas sea cual sea su tamaño. EFE
                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?