| 4/6/2010 6:00:00 PM

Empresarios denuncian pérdidas por festivos en Venezuela

El presidente de la cúpula empresarial local Noel Alvarez afirmó que los tres días de asueto decretados la semana pasada por el gobierno para ahorrar electricidad le generaron a las empresas pérdidas por unos US$1,4 millones y no mejoraron la crisis eléctrica.

El mandatario Hugo Chávez decretó el lunes, martes y miércoles de la semana pasada como feriado para ahorrar energía en medio de la crisis energética que padece el país. Los tres días se sumaron al jueves y viernes festivos por Semana Santa.

"Esos tres días que se perdieron de laborar le van a hacer un gran daño al país. Unas pérdidas cuantiosas" que la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras) estimó preliminarmente en 1,74 millones de dólares, dijo Alvarez a la prensa al cuestionar la medida presidencial.

Alvarez sostuvo que los tres días feriados no tuvieron mayor incidencia en la crisis debido a que sólo representaron un "ahorro 1,97% de electricidad", pero aseguró que si impactaron el aparato productivo en medio de la recesión económica que padece Venezuela.

La economía venezolana registró al cierre del año pasado una contracción de 3,3% luego de cinco años de crecimiento continuo.

Venezuela enfrenta desde inicios de año una crisis eléctrica debido a la sequía de la represa del Guri, la mayor generadora de electricidad y deficiencias del sistema termoeléctrico.

El progresivo descenso que viene sufriendo el Guri en los últimos dos meses ha obligado a las autoridades a imponer racionamientos y cortes de luz en algunos estados para evitar un colapso del sistema eléctrico nacional.

A pesar de las fuertes medidas de racionamiento la cota del Guri bajó este martes a 249,5 metros sobre el nivel del mar, según cálculos oficiales.

Los analistas estiman que de llegar la cota de la represa a los 240 metros sobre el nivel del mar entraría en "colapso" y habría que paralizar una de las salas de máquinas de la hidroeléctrica, lo que dejaría al sistema nacional de generación eléctrica sin unos 5.000 megavatios que cubren cerca del 33% de la demanda eléctrica del país.

Chávez decretó en febrero un estado de emergencia eléctrica para agilizar las adquisiciones de nuevos equipos y acordó un plan de ahorro para obligar a los comercios e industrias a reducir el consumo en 20% al mes ya que de lo contrario sufrirán una suspensión del servicio.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?