| 1/1/2011 1:40:00 PM

Empezó era de Dilma Rousseff en Brasil

La nueva presidenta es una economista que militó en un movimiento guerrillero en su juventud, fue investida el sábado como la primera mujer presidenta de Brasil, con el compromiso de erradicar la miseria extrema durante su mandato.

La gobernante, de 63 años, juró respetar la Constitución, observar las leyes y promover el bienestar de la población antes de ser proclamada como la sucesora del mandatario saliente Luiz Inácio Lula da Silva.


En su primera declaración tras ser investida, Rousseff citó como principal compromiso de su gobierno mejorar las condiciones de vida de los sectores más pobres, al tiempo que anunció una política externa que enfatizará las relaciones con los países latinoamericanos como socios del progreso económico y social de Brasil.


Su mensaje trazó un plan de gobierno de continuidad de los logros de Lula con la concreción de tareas que el ahora ex presidente dejó pendientes, como las reformas política y tributaria.
"Hoy será la primera vez que la banda presidencial se colocará en el hombro de una mujer", manifestó en su discurso ante gobernantes extranjeros, legisladores, ministros, y miembros del poder judicial.


Rousseff se atragantó por la emoción en un momento de su discurso cuando manifestó que "a partir de este momento seré la presidenta de todos los brasileños".


Recordó su pasado guerrillero en los años 70, cuando combatió a la dictadura militar (1964-1985), al decir que "entregué mi juventud al sueño de un Brasil mejor. No tengo ningún arrepentimiento, no tengo tampoco rencor".


La transmisión de mando comenzó bajo un intenso aguacero cuando Rousseff recorrió la céntrica Explanada de los Ministerios hacia la sede del Congreso en un Rolls Royce de 1953 de la presidencia brasileña, mientras decenas de miles de simpatizantes se apostaron a la orilla del camino a saludarla con banderas de Brasil y del gobernante Partido de los Trabajadores (PT).
Tras su juramento presidencial, Rousseff trazó las grandes líneas de lo que será su gobierno, en el que el combate de la miseria, la mejora de la educación, salud y la seguridad emergieron como prioridad.


"Mi compromiso supremo es honrar a las mujeres, proteger a los más frágiles, y gobernar para todos", declaró la gobernante, ex ministra del gobierno de Lula durante más de siete años.
Insistió en que su gobierno mantendrá la estabilidad económica sin inflación, al tiempo que defendió la promoción de las exportaciones y el combate del proteccionismo de los países ricos.


Rousseff dedicó gran parte de su discurso a homenajear a Lula, el gobernante más popular de la historia reciente de Brasil y quien la escogió como candidata del izquierdista PT para las elecciones de octubre.


"Vengo para consolidar la obra transformadora del presidente Lula, un presidente que cambió la forma de gobernar y llevó al pueblo brasileño a confiar en sí mismo y en su futuro", destacó.
El nuevo Gobierno brasileño, que desde hoy preside Dilma Rousseff, buscará reforzar los vínculos con los países de América Latina y el Caribe, así como profundizar las relaciones con Estados Unidos y la Unión Europea (UE), dijo hoy la presidenta.


"Preservaremos y profundizaremos la relación con Estados Unidos y la Unión Europea", manifestó Rousseff en el discurso inaugural de su Gobierno, en el que expresó también su intención de reforzar los lazos "con los hermanos de América Latina y el Caribe, con los hermanos africanos", así como con los demás países emergentes.


También dijo que cumplirá su promesa de campaña de luchar con obstinación por la erradicación de la pobreza en el país, al pronunciar en el Congreso su primer discurso como jefa de Estado.


"La lucha más obstinada de mi Gobierno será por la erradicación de la pobreza y la creación de oportunidades para todos", expresó la mandataria.


Rousseff dedicó palabras de agradecimiento al hasta hoy presidente Luiz Inácio Lula da Silva, y dijo que llega al poder para "consolidar la obra transformadora" de su predecesor y padrino político.

 
Dinero.com, EFE y AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?