| 5/30/2011 3:15:00 PM

Elecciones: debate con más ataques que ideas

Más ataques que propuestas. Perú está a una semana de la elección presidencial y los candidatos Keiko Fujimori y Ollanta Humala, en situación de empate técnico, tenían una oportunidad crucial este domingo para captar el voto de los indecisos.

El encuentro careció de emoción y de profundidad, tanto Humala como Fujimori abundaron en referencias al pasado en aras de intentar descalificar al rival y hablaron del futuro para sembrar dudas en cuanto a la idoneidad del contrincante.

En el debate, el único en esta campaña, el exmilitar de tendencia izquierdista no dejó pasar oportunidad para recordar la calidad de "primera dama" de la candidata de Fuerza 2011, hija del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000), preso por violaciones a los derechos humanos.

Fujimori, por su parte, preguntó en reiteradas ocasiones qué programa de gobierno aplicaría Humala, cuestionó su intención de reformar la Constitución y se refirió a su rival de forma constante como "comandante Humala".

Pese a deslindarse en esta elección –a diferencia de lo ocurrido en 2006– de la figura de Hugo Chávez, casi la mitad del electorado señala que la, supuesta, vinculación con el presidente de Venezuela es el principal motivo para no votar por Humala.

Ambos candidatos generan fuerte rechazo en gran parte de la población.

De él, preocupa –según los sondeos– su pasado militar y su supuesto talante autoritario. De ella, el entorno que la rodea y el hecho de ser la hija de Alberto Fujimori.

No sorprende entonces que en el debate hayan intentado dejar atrás los temores que encienden dando garantías en el respeto a la Constitución, en el caso de Humala, o prometiendo transparencia y defendiendo a su equipo, en el caso de Fujimori.

 

Paridad

 

Este domingo, último día en el que las encuestadores estaban habilitadas para divulgar encuestas, se conocieron dos sondeos que colocan a ambos candidatos en situación de empate técnico de cara a la elección del 5 de junio.

Para Ipsos-Apoyo, Fujimori obtendría el 50,5% de votos válidos y Humala, el 49,5%.

De acuerdo a la firma Imasen, es el candidato de Gana Perú quien corre con una leve ventaja: 50,8% a 49,2%.

Las encuestas confirman una tendencia de las últimas semanas: una recuperación de Humala, que aparecía rezagado.

Con este escenario, los encuestadores afirman que la llave del triunfo la tendrán los que por el momento se niegan a dar a conocer su voto en los sondeos y quienes aseguran no haber definido su preferencia.

Ellos, sumados a quienes tienen pensado anular su voto o sufragar en blanco, representan hasta ahora al 20% del electorado.

Campaña caliente

Humala, de 48 años, y Fujimori, de 36, definirán la Presidencia en un balotaje, luego de ser los dos candidatos más votados en la primera vuelta del 10 de abril, en la que el exmilitar se impuso con el 31,7% de los votos, seguido por Fujimori con el 23,6%.

La dispersión del voto de la centroderecha, que presentó cuatro candidatos en abril, contra la solitaria oferta izquierdista de Humala complicó el panorama para un sector del país (inversores y mercado, incluidos) que prioriza la promesa fujimorista de no tocar el modelo económico.

De acuerdo a sondeos, en el nivel socioeconómico A –el de mayores ingresos– Fujimori coseche el 61% de intención de voto contra apenas un 15% de Humala.

 

Perú entra ahora en una crucial última semana de campaña, que ha estado cargada de acusaciones de uno y otro bando y que ha polarizado aún más una elección que divide al país.

"Es una de las campañas más desiguales y con mayor guerra sucia que he visto", le dice el sociólogo y analista Sinesio López Jiménez a BBC Mundo, quien opina que "Humala se ha tenido que enfrentar a todos los grandes poderes".

Desde el sector fujimorista, en tanto, se ha denunciado la existencia de una campaña sucia contra Fuerza 2011.

La semana pasada la prensa desempolvó una condena contra el suegro estadounidense de Keiko Fujimori, sentenciado 11 años atrás por evadir impuestos.

De acuerdo a la encuestadora Imasen, seis de cada diez peruanos creen que Fujimori tiene más apoyo en los medios de comunicación, contra un 12% que opina que es Humala quien cuenta con ese respaldo.
Contra la pobreza

La pobreza fue uno de los ejes temáticos del encuentro. Es que, Perú, gracias a su apertura económica, los beneficios de los Tratados de Libre Comercio y las ganancias provenientes del sector minero ha gozado en los últimos años de las tasas de crecimiento más altas en la región –un promedio del 5% anual en los últimos diez años.

Sin embargo, un tercio de los 29 millones de peruanos aún vive por debajo de la línea de pobreza.

Quienes defienden el statu quo argumentan, entre otras cosas, que entre 2004 y 2009 el número de personas pobres se redujo un 14% y que para que la tendencia se mantenga es indispensable no modificar el rumbo.

Cambiar. Ahí está la clave del discurso humalista que busca distribuir los frutos del auge peruano.

"Crecimiento e inclusión social": ésa será la prioridad de Humala, dijo el candidato durante el debate.

Y no se olvidó de mencionar la "lucha contra la corrupción", una bandera que ha levantado durante la campaña en clara referencia al cuestionado historial fujimorista en la década del noventa.

Humala, quien de llegar al gobierno prometió respetar los tratados internacionales firmados y no buscar la reelección presidencial, acusó a la candidata de Fuerza 2011 de querer reinstaurar un régimen "corrupto y violador de derechos humanos".

"Digo esto porque las mismas personas que trabajaron en aquel régimen son las que acompañan ahora a Keiko", señaló el líder de Gana Perú.

Ante el embate, la congresista aseguró que ella no es su padre: "Usted está debatiendo conmigo, si quiere debatir con Alberto Fujimori puede ir a la Diroes", en alusión a la base policial donde está recluido el expresidente.

Fujimori, quien también centró parte de su exposición en prometer dedicarse al combate a la pobreza, realizar mejoras en la educación y aplicar un plan de "tolerancia cero" contra la delincuencia, acusó a su rival de intentar "dos veces" dar un golpe de Estado y le pidió que no le "mienta" ni "manipule" a la población.

Pese a los ataques, ambos cerraron el debate con un cordial saludo. Este lunes volverán al campo de batalla en busca de esos votos decisivos para imponerse el domingo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?