| 11/5/2016 12:01:00 AM

El despiadado y lucrativo negocio del tráfico de animales

Según la Comisión del Medio Ambiente del Parlamento Europeo (Envi), este es un negocio que mueve de 8 a 20 millones de euros anuales.

Después de los narcóticos, la trata de seres humanos y el comercio de armas, el tráfico de especies silvestres es el cuarto negocio ilegal más lucrativo del mundo.

Además, este es un negocio que pone en amenaza a los ecosistemas y lleva al borde de la extinción a varios animales como el pangolín, elefante, tigre, reptiles, tiburón, coral, entre otros, de acuerdo a una investigación presentada por Envi.

En los últimos años, el tráfico de las especies y sus derivados (pieles, cuernos, entre otros) han alcanzado niveles nunca antes vistos.

Este delito se ha incrementado, según Envi, pues el riesgo de ser capturado en esta actividad es bajo porque los delincuentes han encontrado la forma de camuflarse con facilidad, además hacen parte de la estructura de grupos terroristas y paramilitares.

Aunque muchos de los animales no provengan de Europa, la UE es el principal consumidor del tráfico de animales.

Por ejemplo, en el mundo quedan solamente 20.000 rinocerontes, estos son cazados ilegalmente especialmente por sus cuernos, ya que uno de ellos vale 40.000 euros el kilo mientras que un kilo de oro cuesta aproximadamente 31.000 euros.

Además de tener un alto valor, los cuernos se utilizan como una medicina tradicional asiática para tratar el efecto de las quimioterapias y para hacer joyería y decoración.

Otros cuernos de un alto valor comercial son los de los elefantes por su marfil. Desde 2007, el tráfico de estos se ha doblado y desde 2011, 30.000 elefantes se han cazado de forma ilegal cada año. Estos animales también son amenazados por su piel y su carne.

Hace un siglo existían en el mundo 100.000 tigres, hasta 2014 la población era de 3.500. Esto ha sido porque sus huesos son utilizados para medicina tradicional asiática y sus dientes, piel y garras son elementos decorativos de alto valor.

Lea también: Mascotas en Colombia: cariño con millones

Así pues, la UE busca ayudar a las comunidades locales donde se trafican animales para que apoyen la conservación de las especies, además buscan tener entre todos los miembros de la Unión una política alineada para luchar contra los grupos criminales.

Para combatir el tráfico también necesitan aplicar sus políticas en los países de origen de los animales, los de tránsito y a donde llegan. De esta manera, financiarán países en desarrollo y reforzarán su colaboración para evitar el tráfico ilegal.

¿Poco tráfico de animales en Colombia o poca investigación?

Las ranas venosas, invertebrados como escarabajos e insectos y aves exóticas, son solo algunos de los animales atractivos del país que se trafican ilegalmente.

Es importante aclarar que del tráfico de Colombia “se sabe muy poco” y menos aún de lo que sale del país. Esto sucede porque muchas veces “se camuflan” en exportaciones legales y el control es difícil, además no existen estudios recientes por parte de la policía, explicó la coordinadora de la unidad de rescate y rehabilitación de la Universidad Nacional, Claudia Brieva.

El tráfico de animales que llega específicamente a Bogotá, viene de zonas del país como “los Llanos, el Magdalena Medio y la Costa Atlántica”. Estos animales en su mayoría son comprados en las vías en temporada de vacaciones.

La carretera es un lugar donde hay muchas compras ilegales de animales en el país, sin embargo en Bogotá “hay un tráfico grande que está oculto en plazas de mercados como la del Restrepo”, aclaró Brieva en una entrevista concedida a Dinero.

De acuerdo con la profesora, “antes había muchas redadas”, pero actualmente se utilizan catálogos, lo cual hace más difícil que se “detecte el tráfico ilegal”.

Por otro lado, la estrategia nacional para la prevención y control de tráfico ilegal de especies silvestres del ministerio de Ambiente solo está actualizado hasta el 2010, es decir 6 años tarde.

Este muestra que entre el 2005 y el 2009, los animales que más se decomisaron fueron los reptiles (80%), seguidos por las aves (14%), mamíferos (4%) e invertebrados (2%), los cuales podían estar vivos, muertos, disecados o por partes.

Asimismo, en el departamento donde más se decomisaron animales fue Bolívar, seguido de Sucre, Caldas, Antioquia, Córdoba, Risaralda, La Guajira y Santander. Animales como la ardilla de cola roja, el mico tití gris y el armadillo están en vía de extinción, aun así son animales que se cazan constantemente según el informe del ministerio de Ambiente.

Lea también: Las poderosas firmas detrás del mercado mundial para mascotas

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?