| 9/24/2009 12:00:00 AM

El rescate financiero apenas ha comenzado: EE.UU.

La recuperación económica de Estados Unidos apenas acaba de empezar y "nos queda aún mucho por hacer", dijo el jueves al Congreso un funcionario del Departamento del Tesoro, indicio de que el gobierno se dispone a prolongar el plan de gastos extraordinarios de US$700.000 millones para rescatar a los bancos.

Herbert Allison, subsecretario adjunto para la estabilidad financiera, mencionó como razón la baja de los precios en los bienes raíces comerciales, que podría empeorar el balance de los bancos, prueba que queda un largo camino antes de que empiece una recuperación verdadera.

"En este contexto, es prudente mantener una capacidad de respuesta con la cual responder a los nuevos acontecimientos", dijo Allison ante la Comisión Bancaria del Senado. "Al reforzar la confianza, tener disponible dicha capacidad podría reducir la necesidad de utilizarla".

Se le ha dado en parte crédito al plan de rescate, llamado TARP por sus siglas en inglés, por haber rescatado al sector financiero del colapso de hace un año. Empero, las cuantiosas infusiones de capital en los grades bancos, la aseguradora AIG y la industria automovilística de Detroit han sido enormemente impopulares con la ciudadanía y el Congreso.

El TARP ha sido una píldora difícil de tragar para los políticos. Gran parte del dinero fue usado para ayudar a las mismas instituciones culpadas de la crisis financiera.

Por otra parte, el Departamento del Tesoro ha peleado regularmente con la oficina asignada para supervisarlo, y las autoridades han admitido que el departamento no recuperará todo el dinero que ha gastado en el programa.

El senador Richard Shelby, el republicano de mayor rango en la comisión, y otros legisladores del mismo partido han dicho que el gobierno debería concluir el programa. Los demócratas seguramente respaldarán su continuidad.

El senador demócrata Christopher Dodd, quien preside la comisión, dijo compartir la frustración por el rescate de Wall Street cuando la gente ordinaria se afana por evitar un embargo hipotecario. Empero, agregó, no se arrepiente de haber colaborado en el rescate porque evitó el "crack" de la economía.

"Con el tiempo que contábamos y las circunstancias que encaramos, creo que hicimos lo acertado y creo que la historia nos dará la razón", insistió Dodd.

 



(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?