| 2/10/2012 12:10:00 PM

El policía más buscado de China

Wang Lijun, el jefe de policía forjado en artes marciales y que ha inspirado una serie de televisión, está viviendo su propia trama de suspenso después de desarticular una red criminal que podría implicar a miembros del Partido Comunista.

;
BBC
Este viernes su paradero era incierto, aunque según activistas de derechos humanos en Hong Kong, Lijun fue invitado a Pekín para ser interrogado por miembros del partido.

Wang Lijun, de 52 años, fue apartado de su puesto argumentando "estrés mental", después de encabezar una ofensiva contra el crimen organizado en Chongqing que dejó cientos de personas detenidas, incluyendo al exjefe de las autoridades judiciales de la ciudad.

Algunos analistas políticos señalan que Wang es una víctima de las rencillas internas de poder del partido. El policía trabajaba bajo las órdenes de Bo Xiliai, jefe del partido comunista en Chogquing, un personaje que se ganó el reconocimieto nacional por atacar las bandas criminales de la provincia.

Bo aspira a ganar un asiento en el Comité Permanente del Partido en plena transición de liderazgos en China. "A Bo se le conoce como El Principito de China que reúne a los hijos de históricos líderes revolucionarios. Sus oponentes están tratando de atacarle, sacando del camino a su mano derecha, Wang", señaló Bo Zhiyue, analista de la Universidad Nacional de Singapur.

"En la política china, por lo general, nadie toca a un héroe antimafia a menos que pueda comprometer a los grandes jefes", subraya el experto.

Una visita al consulado de EE.UU.


Los rumores sobre el destino de Wang Lijun aumentaron tras un incidente que se produjo frente al consulado de EE.UU. en Chengdu esta semana. Microblogueros chinos describieron como un automóvil con placas de Chongqing entró a gran velocidad al consulado y como después hubo un gran operativo policial y se bloqueó.

Chengdu está sólo a pocas horas en automóvil desde Chongqing donde Wang tiene además el cargo de vicealcalde. La escena, según los microblogueros, se asemejaba a un capítulo de la serie Iron-Blooded Police Spirits, inspirada en la vida de Wang.

Durante varios días se especuló sobre la posibilidad de que el policía hubiese solicitado asilo hasta que Victoria Nuland, portavoz del departamento de EE.UU., señaló que "Wang Lijun sí solicitó una reunión en el consulado general de EE.UU. en Chengdu a comienzos de semana. Visitó el consulado y luego lo abandonó por su propia voluntad".

Nuland subrayó que el departamento de Estado no se pronuncia sobre temas relacionados con solicitudes de estatus de refugiado o asilo. Wang fue retirado de su puesto como director del departamento de policía de Chongqin la semana pasada y pasó a ocupar otras funciones.

Luego el miércoles el departamento de noticias del gobierno de la ciudad señaló en su micro blog que estaba de permiso.

"Se da por entendido que el vicealcalde Wang Lijun, quien ha estado sufriendo de exceso de trabajo y un estrés mental inmenso durante mucho tiempo, está gravemente indispuesto físicamente. Luego de llegarse a un acuerdo, está tomando vacaciones como parte de un tratamiento médico", señala el comunicado.

Este viernes, según los activistas de derechos humanos de Hong Kong, el policía está sosteniendo una conversación en privado con miembros del Partido Comunista.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?