| 1/1/1993 12:00:00 AM

El país más competitivo

No se trata tan sólo de vender más y a mejor precio, sino de un complejo entramado de factores que convierten a una nación mejor preparada que otras para la lucha en los mercados internacionales.

Trabajar 45,7 horas a la semana como los japoneses, frente a las 36,7 de los españoles o las 27,9 de los turcos ayuda bastante. Pero también patentar ideas (1.480 en Suiza durante 1990 frente a sólo una en la India), o pagar menos por el servicio telefónico. El informe, elaborado por el World Economic Forum con base en estudios y encuestas a 18.000 directivos de todo el mundo, trae una conclusión muy clara: Japón es el líder mundial en competitividad. Pero la balanza declina en otro sentido.

El japonés tradicional, el que se casa por un acuerdo entre familias y se mantiene fiel a su empresa hasta la muerte, empieza a querer tener algo que sólo turcos y portugueses disfrutan menos que los japoneses dentro de la OECD: calidad de vida. Según se desprende de la encuesta, los suizos son los que tienen mejor calidad de vida. Alemania ocupa el sexto lugar y Japón el vigésimo.

Estados Unidos está de capa caída. El quinto lugar que ocupa en la lista de los competitivos de la OECD no se corresponde con glorias pasadas. La profunda recesión que vive el país, los problemas estructurales de su economía y la falta de confianza que produce en el exterior, explican en parte esa falta de liderazgo. Pero más preocupante de cara a la competitividad futura de los norteamericanos es la falta de preparación de la población norteamericana, que pasa de la segunda a la séptima posición para este año, debido fundamentalmente a que el sistema educativo es malo.

En cuanto a los países de reciente industrialización y los dragones asiáticos, Singapur es líder en competitividad por cuarto año consecutivo. Sudáfrica destaca en servicios financieros, ciencia y tecnología, pero tiene carencias evidentes en aspectos sociales. Otros países con posibilidades de competir como Venezuela o Pakistán, viven problemas derivados de la necesidad de reformar sus economías.

Suiza registra el PIB per cápita más alto en Europa, con US$ 21.267 en 1990. Esta cifra sólo es superada por Estados Unidos, que alcanza US$ 21.517. Los otros países de la OECD se sitúan por debajo de US$ 20.000. Colombia registra US$ 1.200.

El informe evalúa el grado de competitividad de los países basándose en ocho criterios: el desarrollo de la economía doméstica, el grado de internacionalización, el entorno legislativo y gubernamental, las finanzas, la infraestructura, el manejo de las empresas, los avances científicos y tecnológicos y la sociedad en general.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?