Dinero.com Revista Dinero

Cecilia Giménez intentó restaurar el fresco del siglo XX.

| 10/5/2012 10:00:00 AM

El nuevo "Ecce Homo" se convierte en una fuente de dinero

No lo vio venir Cecilia Giménez cuando improvisó la restauración más famosa del mundo.

En el gesto de intentar arreglar el fresco "Ecce Homo" de Borja, que produjo esa imagen deforme del Cristo que pintó Elías García Martínez a principios del siglo XX, la octogenaria no sospechó que el solo tecleo de su nombre en el buscador de Google produciría 4,6 millones de resultados al poco más de un mes después de ese 22 de agosto, cuando el hecho salió en los medios de comunicación.

O que el nombre de aquel fresco multiplicaría por cuatro los hits de esa búsqueda. Que su figura produciría risas, burlas y luego simpatía y compasión en el infinito océano de la red. Y que a esa restauración también la llamarían "Ecce Mono".

Mucho menos imaginó que eso que hizo se convertiría en una indudable fuente de dinero.

Es un caso único, sin antecedentes en la jurisprudencia, le dice a BBC Mundo Antonio Carreras Rivera, uno de los abogados de Giménez. He allí la complejidad del asunto: no se sabe ahora quién es el autor de la obra y quién es el dueño de sus derechos, si los herederos del artista original o Cecilia Giménez. "Estamos estudiando qué derecho nos pertenece. En el caso de que tuviéramos derecho a percibir una compensación económica lo destinaríamos a fines benéficos. Cecilia no quiere lucrar", detalla Carreras.

Es lo que en esencia contiene el comunicado que el 20 de septiembre su despacho hizo público para negar que su representada quiera beneficiarse por derechos de autor. Y una vez se decida quién es el propietario material e intelectual de la obra –o las obras–, entonces tomarán acciones, que podrían ir por el camino de la demanda "por daños y perjuicios", afirma Carreras. "No vamos a permitir que terceras personas, marcas comerciales, se lucren a costa de Cecilia", advierte.

Pero no está claro ni siquiera quién toma tal decisión, le explica a BBC Mundo Francisco Arilla, alcalde de la localidad de Borja y presidente de la Fundación Sancti Spiritus, propietaria de la sede de la ermita del Santuario de la Misericordia, donde está el fresco. "Por las consultas que hemos hecho con distintos abogados, no se sabe qué jueces podrían decidir, y aquí es donde hay que tomar una decisión salomónica. Los expertos legales también están confusos".

Entre tanto, la fundación que preside Arilla registró la pintura original con la marca "Eccehomo Borja", según informa, "para evitar que se hiciese un uso indebido de la imagen original".

Lo que sigue sin registrar es la celebérrima imagen que dejó Cecilia Giménez tras la restauración.

Un euro la entrada

La localidad zaragozana de Borja ha visto multiplicada por seis su población desde el acontecimiento, hasta las 30.000 visitas. Tres mil personas a la semana hacen fila para ver el trabajo de Giménez en la ermita, abierta diez horas diarias, confirma el alcalde. Entre ellos alemanes, japoneses, ingleses, argentinos, cubanos. En los últimos 20 días, dice Arilla, la hostelería ha notado un aumento en la clientela. El Ayuntamiento no lo ha medido en cifras.

La fundación benéfica Sancti Spiritus es la dueña del edificio El Caserón, un antiguo hotel que ahora es un hospicio para ancianos de la que está a cargo y donde también funciona la ermita.

Está a seis kilómetros de Borja. El patronato tiene las llaves de esa iglesia. Por eso, afirma Francisco Arilla, decidieron cobrar un euro por cada persona que quiera ver el "Ecce Homo". "La fundación se vio obligada a contratar personal seguridad y mantenimiento. Tenemos que sufragar esos gastos. Si no hiciéramos esto no nos quedaría más remedio que cerrar la iglesia", sostiene.

Vinos
La localidad era antes conocida solo por los vinos. Denominación de Origen Campo de Borja.

Entrado septiembre, el pequeño negocio familiar Bodegas Ruberte, también a seis kilómetros del pueblo, lanzó El Eccehomo de Ruberte: 5.000 botellas de vino de garnacha, cosecha del 2011, con la imagen del trabajo de Cecilia Giménez en la etiqueta, una imagen "redibujada", le asegura a BBC Mundo Susana Ruberte, gerente de la empresa. Cuestan unos US$12 por unidad. Hasta ahora han vendido 800 botellas y destinarán dos euros de cada venta (US$2,60) a lo que Cecilia Giménez y la Fundación Sancti Spiritus "crean conveniente", dice.

Asegura que antes pidió autorización a la fundación, lo que confirmó el alcalde. "Si en un momento determinado tenemos que hacer algo, consultaré con un abogado. Nuestra voluntad desde el principio ha sido colaborar", defiende y agrega que cada año lanzan otro vino para colaborar con la causa anticancerosa.

Ventas online
En internet hay aplicaciones gratuitas para hacer una restauración del "Ecce Homo" a gusto del usuario. Una de ellas, NineOnApp, superó las 1.000 descargas los primeros dos días.

No tardaron en salir otros productos con el motivo "Ecce Homo restaurado", como camisetas y bolsos con la obra de Giménez y otras versiones con rostros de personajes famosos, a la venta en La Tostadora (latostadora.com) por precios de US$16,60 a US$23. Ninguno de sus voceros quiso hablar con BBC Mundo.

La Memetienda (memetienda.com), una empresa joven y pequeña de merchandising por internet, ha vendido unas 200 camisetas a US$17,95 cada una. "Como tenemos mucho público –de 7.000 a 10.000 visitas diarias– trabajamos también con temas virales", le explica Alejandro Tárrega, encargado de la tienda a BBC Mundo.

Salieron con ellas una semana después del revuelo, cuando vieron que ya vendían en otros lados. Tárrega dice que "ya prácticamente no se vende", que pasa de moda. Por eso, cree que una demanda no "saldría mucho a cuenta" a los afectados.

De aviones a crepes

Ryanair lanzó el 3 de septiembre una oferta en Europa de solo tres días para comprar vuelos a Zaragoza –la provincia donde está Borja– desde US$15,40, para viajar en octubre y en noviembre. "Hacemos ofertas cada semana. Era un tema con bastante eco en los medios y era una buena manera de promocionar nuestros vuelos a Zaragoza", le comenta a BBC Mundo Luis Fernández-Mellado, encargado de márketing y ventas. No precisa cuántos boletos compraron.

La tienda Horno de San Onofre del Mercado San Miguel de Madrid sacó a finales de agosto una crepe de fresa y frambuesa con el "Ecce Homo" desfigurado. Sus encargados no respondieron a la solicitud de este medio.

Epílogo

Según el alcalde de Borja han recibido solicitudes para grabar anuncios publicitarios sobre la figura de Cecilia Giménez y el pueblo. Desde que hablara a los medios aquellos primeros días, ella no apareció más. "Vive en una intranquilidad permanente", agrega Arilla, quien la conoce "de toda la vida".

Hacía unos cinco años había dado unos primeros retoques sin consecuencias a la obra original. Es viuda, madre de un joven que padece una enfermedad degenerativa y de otro que murió por la misma causa.

Por eso se entregó a la iglesia, sostienen sus allegados.

La fundación Sancti Spiritus pidió en agosto un informe a unas restauradoras, que luego determinaron que se podía conservar en la pared "el 40% o 50%" del "Ecce Homo" original y sacar en un lienzo la obra de Giménez. El alcalde es partidario de mantener las dos imágenes.

                                                               

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

>

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×