| 6/2/2013 11:50:00 AM

El Maracaná sigue en obra gris en su primer partido oficial

En los lugares donde no se pudo colocar a tiempo el pavimento, hoy se podía ver arena y grava para rellenar los huecos y evitar accidentes.

El estadio Maracaná de Río de Janeiro, sede de la final de la Copa Confederaciones y del Mundial de 2014, estaba hoy con obras pendientes, el día de su primer partido inaugural, entre Brasil e Inglaterra.



Los alrededores del estadio, la zona que más preocupa a las autoridades, tiene todavía pendientes obras de urbanización, como la instalación de calzadas.

En los lugares donde no se pudo colocar a tiempo el pavimento, hoy se podía ver arena y grava para rellenar los huecos y evitar accidentes.

Dentro del perímetro del estadio, rodeado por vallas, había varias zanjas abiertas y quedaba alguna excavadora como testigo de las obras inacabadas.

La sala de prensa también está inacabada y parte de ella estaba cubierta por paneles, para evitar que los periodistas accediesen a la zona en obras.

El Maracaná, estadio inaugurado en 1950, ha sido sometido a una reforma integral y reabrió sus puertas el pasado 27 de abril, después de haber pasado tres años clausurado.

En la Copa Confederaciones, que tiene lugar entre los próximos días 15 y 30, este estadio recibirá tres partidos, entre ellos la final, y en el Mundial será el principal recinto, con siete partidos, incluyendo el decisivo.

EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?